Anillos de compromiso: un sí quiero de lujo

El momento de la pedida de mano o aquel en el que una pareja decide comprometerse para dar paso a una futura boda es un gesto único e inolvidable antes de un enlace.

Este episodio previo a la preparación de una boda, que dura unos meses o incluso más de un año, comienza en el momento en el que en las relaciones más tradicionales, el novio pide la mano de su futura mujer. El elemento fundamental en este tipo de momentos es el clásico solitario, un anillo más o menos espectacular con el que ambos se encontrarán prometidos hasta el momento de pronunciar el famoso ‘sí quiero‘.

Cartier

Son muchas las películas con ambiente nupcial para las más románticas, en las que se han recreado este tipo de pedidas, donde el enamorado en cuestión ‘hinca rodilla’ y pide la mano de su amada.

Tiffany’s

Tiffany’s

Para no fallar, lo importante es, por supuesto, conocer los gustos de la mujer, y escoger el solitario en cuestión. Por lo general, éste suele estar bañado en oro blanco o diamantes para bolsillos más pudientes, ya que el oro amarillo se reserva para las alianzas una vez que sean marido y mujer. Cartier o Tiffany’s son las firmas de lujo para aquellas que deseen una joya para toda la vida, que centra su atención en la piedra de su exterior y se adapta a la perfección al dedo en un sinfín de brillantes.

Tiffany’s

Fotos: película “Guerra de novias”, Cartier / Tiffany’s

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *