Alternativas a los padres para entrar andando en el altar

Los padres suelen ser las personas que históricamente han acompañado a los novios en uno de los días más bonitos de su vida, su boda.

Sin embargo, afortunadamente en pleno siglo XXI los convencionalismos cada vez dan más igual, y tenemos varias alternativas a los padres para ir andando al altar.

 

 

  • Otras personas de la familia. Las madres han acompañado a sus hijos varones y los padres son quienes han conducido a sus hijas hacia el matrimonio. Podemos darle la vuelta a la tortilla y hacerlo indistintamente seamos mujeres u hombres. También pensamos en otras personas de la familia, como por ejemplo abuelos o tíos. Es una buena alternativa para que la familia se vea representada sin caer en lo más tradicional del asunto.
  • Hermanos. Qué bonito que un hermano pueda llevar a su hermana o hermano al altar. Al fin y al cabo, nuestros hermanos son esos regalos que nos hicieron nuestros padres a lo largo de los años de la vida, y no vemos mejor manera de recompensarlo que siendo las personas que nos acompañen al altar el día que decimos sí quiero. Podemos ser nosotros quienes les acompañemos si estamos al otro lado, y compartirlo en pareja.
  • Amigos. Son la familia que elegimos, así que no vemos ningún problema en que sean las personas que nos acompañen a dar uno de los pasos más importantes y bonitos de nuestra vida. Es una manera de decir en alto que los amigos son tan especiales que hasta nos acompañan en los momentos trascendentales, como es el paso del noviazgo al matrimonio. Para elegir quién será el afortunado, tienes que meditarlo bien, porque el recuerdo y las fotos quedarán para siempre, así como la sensación de quién fue la persona que te acompañó.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *