5 maneras de sacar partido a tu vestido de novia

No se nos ocurre mejor manera de rentabilizar un vestido de novia que sacándole partido.

Haciendo que sea especialmente único, especial, que tenga un verdadero sentido y no sea únicamente una prenda que te pones y te quitas unas horas después del sí, quiero.

 

 

Estas son nuestras propuestas para sacar partido al vestido de novia antes, durante y después de uno de los días más bonitos de tu vida.

  1. Antes: sesión preboda. Para muchas parejas, ver el traje de la novia antes de la boda es una absoluto sacrilegio. Para otros, hacer una sesión de fotos vestidos de novia le quita solemnidad al acto matrimonial en cuestión y además es un momento íntimo de la pareja. Y de paso, una buena manera de ponerte el vestido más de una vez.
  2. Durante: un vestido de novia versátil. Con velo, recogido, con una doble falda… Elige un traje de novia que te permita hacer esto constantemente mientras te estés casando. De esta manera, parecerá diferente en cada una de las imágenes, y también en tus recuerdos.
  3. En la boda: distintos complementos. Cambio de peinado, cambio de zapatos… Por eso, es sensacional ponerte distintos accesorios con el vestido, para poder lucirlo de manera diferente mientras se saca mucho, pero que mucho partido.
  4. Después: sesión postboda. Después de la boda, no hay nada mejor que una sesión de fotos postboda con tu pareja, para recordar para siempre vuestro amor en ese momento y de paso vuestros estilismos.
  5. Tras la boda: un traje corto. Es una pena guardar para siempre un vestido que no sólo te ha costado mucho dinero, sino que también tiene una carga más que especial para ti. Lleva tu traje de novia a un sitio especializado donde te lo puedan arreglar a la largura que desees para sacarle partido en cualquier otro momento de tu vida.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *