¿Ya te aplicas los productos de belleza correctamente?

No sirve de nada tener a tu disposición los productos de belleza más caros del mercado si no te los aplicas bien. Por mucho que sepamos y nos maquillemos a diario, siempre hay algo que hacemos mal, algo nuevo por aprender o mejorar. 

Si sigues una rutina de belleza diaria, debes saber que hay que seguirla bien y aplicar correctamente cada producto. No todos tienen la misma función, ni el mismo método de aplicación. Además, saber elegir los productos adecuados para tu piel es clave para su cuidado. Quizás un producto que le va de maravilla a tu amiga, a ti no te funciona o te genera el efecto contrario.

Queremos darte unos tips para que tu rutina de belleza sea más eficaz, sacándole el máximo provecho a cada producto. Un par de consejos para que uses tus esenciales de belleza de la mejor manera. 

  • Desmaquilla bien tus ojos: nada de frotar tus ojos de lado a lado, tus pestañas sufrirán. Para desmaquillarte, los movimientos deben ser suaves y en dirección descendente.
  • Protector solar: hay que aplicarlo desde el centro del rostro hacia el exterior y desde el pecho hacia el cuello y debajo de la barbilla, en movimientos ascendentes. Se recomienda usar protector solar durante todo el año.
  • Corrector de Ojeras: debes aplicar el corrector en puntos alrededor del ojo y extenderlo con toques suaves con el dedo anular. Empieza a dar los toquecitos desde la esquina interior del párpado inferior hacia la esquina exterior, y luego a lo largo de tu párpado superior desde la esquina exterior hacia la esquina interna.
  • Base de maquillaje: aplícala con una brocha desde el centro hacia fuera. Si lo haces así tu rostro destacará más de lo habitual.
  • Corrector: no te pases. Oculta las imperfecciones aplicando un poco de corrector y dando unos toques suaves con una esponja de maquillaje.

 

 

  • Polvos bronceadores: lo ideal es utilizar polvos bronceadores de dos colores para crear un mejor acabado. Debes pasar la brocha por los polvos de color más oscuros y después por los claros. No olvides aplicar un poco en el cuello y el escote para que no haya diferencias de color.
  • Iluminador: siempre hay que poner el iluminador en el hueso de la ceja, aunque no es tarea fácil. Para asegurarte de que queda bien, dibuja pequeñas rayitas por debajo de la ceja y difumina con el dedo. Avisamos que no es nada fácil y hay que armarse de paciencia.
  • Lápiz de ojos: para delinear la línea de las pestañas, lo más sencillo es tensar un poco la piel y pasar el lápiz con un movimiento continuo del principio al extremo del ojo.

 

El maquillaje natural siempre es apropiado, y las marcas lo saben. Actualmente muchas compañías de cosméticos están empezando a preocuparse para trabajar con más ingredientes naturales. Maquillarse sí, abusar del maquillaje no. La cosmética se usa para potenciar tus rasgos más característicos y sacarles el máximo partido.

 

Imágenes: Trendencias.com

 

 

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *