Vientre plano sin dietas extremas

No lucir un vientre plano no siempre es sinónimo de gordura, muchas veces se inflama por malos hábitos alimenticios o por simples descuidos.

Aprovechamos este post para compartir algunos consejos para tener el vientre plano sin grandes esfuerzos, más que pequeños ajustes cotidianos.

Cuida la postura

Si te encorvas y no adoptas la postura adecuada, no solo resentirás tu espalda, cuello y hombros, sino que también perderás la figura. Cuando cuidas la postura, de inmediato el estómago se recoloca y se tonifican los músculos del abdomen. Así que ya sabes, no dejes de tener presente esta premisa esencial en tu día a día.

 

Bebe, bebe y bebe agua

Cuida tu hidratación para mantener en funcionamiento el organismo y evitar acumular líquidos, también en la zona abdominal. De hecho, el estar deshidratado puede hacer que se acumulen hasta dos kilos en la zona alrededor del vientre.

Consume más frutas y verduras

Las frutas y verduras son esenciales también para mantener el vientre plano. Estos alimentos hidratan, nutren, dan sensación de saciedad y previenen el estreñimiento gracias a su alto aporte de fibra. Un buen consejo es que comiences tu comida con una sopa, ensalada o combinación de vegetales favoritos.

Frutos secos

Varios estudios han relacionado el consumo de frutos secos con la reducción del volumen abdominal. Las nueces, por ejemplo, son ricas en grasas monoinsaturadas, así que son mejor opción como tentempié que cualquier otro alimento rico en colesterol y grasas saturadas. Deberás tener en cuenta que una porción de frutos secos está representada por un puñado pequeño.

 

¿Café? Sí, un poco

La cafeína, en su justa medida, actúa como un diurético natural que podrá ayudar a deshinchar el estómago y el organismo en general. Sus efectos estimulantes también ayudarán a mantener en movimiento el estómago, lo que contribuirá a un vientre más plano. De todos modos, recuerda no abusar del café y beberlo solo con moderación.

Ve al baño

Es importante ir al baño cada vez que se sienten ganas de mover el intestino y no reprimirlo. Sino también se podrá tener reservado, a diario, un momento que se disponga libre para poder ir al baño, sentarse y mover el vientre. Esto es esencial para evitar complicaciones y mantener el vientre plano.

Mastica con lentitud

A la hora de comer, es importante poder hacerlo tranquilo, en un entorno apacible y sin distracciones. Masticar bien a conciencia los alimentos también será esencial. Si no se mastica, al menos unas diez veces, los alimentos pasarán al tracto digestivo mal procesados, lo que le puede demandar varias horas extras al organismo descomponer y procesar. Esto equivaldrá a su vez en más hinchazón, gases e indigestión.

 

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *