Uñas amarillas: algunos hábitos que las producen

Eres fiel a tu manicura y pedicura periódica? Lucir unas manos y pies prolijos habla muy bien de ti, pero cuidado con no comprometer la sana apariencia de tus uñas.

Hay algo que seguro que ya has notado: tus manos y pies se ven muy bien arreglados, pero cada vez que remueves el esmalte salen a relucir unas uñas amarillas imposibles de disimular. Esta es una consecuencia de los químicos sobre esta zona, que afectan tus uñas especialmente cuando las pintas con colores intensos y oscuros.

Y es que algunos hábitos de manicura y pedicura pueden estar ocasionando las uñas amarillas, ¿sabes cuáles son? Nosotras te los revelamos:

  • No dejar nunca las uñas sin esmalte, evitando que respiren adecuadamente y se liberen de químicos, es una de las principales razones por las que siempre están amarillas. De vez en cuando es conveniente dejar nuestras uñas al menos una semana sin pintura.
  • No pulir las uñas, y es que este hábito ayuda a eliminar la capa amarilla sobre las uñas, por lo que no conviene pasarlo por alto.
  • No usar un brillo transparente antes del color, aplicando directamente el esmalte. Este hábito hace que dejes a la uña sin protección, lo que acabará haciendo que se tornen amarillas más rápido.
  • Usar removedor con acetona, pues se trata de un producto químico que puede debilitar tus uñas y favorecer las manchas. Mejor opta por un removedor sin este ingrediente.
  • Elegir pintauñas de poca calidad también favorece las uñas amarillas. Si te haces la manicura y pedicura con frecuencia ¿por qué no invertir en un buen producto que te dure y que sea amable con tus uñas?

Cambia estos hábitos y favorece la salud de tus uñas.

Imagen: Al7our

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *