Una belleza para cada país

Nosotras lo tenemos claro: la belleza es relativa. No creemos en patrones y consideramos (sin ánimo de caer en el tópico) que va más allá de los rasgos físicos. Es más determinante una buena actitud y una bonita sonrisa que una cara perfecta. Además, ¿perfecta para quién? Fijaos si la belleza es relativa que cambia dependiendo del país. En cada lugar del mundo, existen unos cánones distintos, aunque la sonrisa y la positividad son universales. También lo son los retoques fotográficos, aquellos que, en ocasiones, nos provocan que alejemos los pies de la tierra y creamos que en algún lugar del universo existen mujeres sin imperfecciones.

Los retoques y la belleza relativa son, precisamente, los protagonistas de la curiosa historia que ha recogido el diario británico, Daily Mail.

La publicación explica el interesante experimento realizado por la periodista de 24 años Esther Honig, quien quiso comprobar el poder del Photoshop y en cómo el concepto de belleza cambia dependiendo del país. Honig envió una foto suya a 40 personas de 25 países diferentes y la acompañó del siguiente mensaje: «Hacedme guapa«. Una frase que, como veremos, cambia de significado dependiendo de la ubicación. He aquí la muestra de ello:

  • Ésta es la imagen original que envió Esther Honig:

Esther Honing

  • Así la retocaron en Marruecos: Con la piel más clara, los ojos muy definidos y los labios muy llamativos.

Esther Honing Marruecos

  • En Estados Unidos, le aclararon el pelo, le afinaron la nariz, le resaltaron las cejas y cambiaron el color de sus ojos a un tono más verdoso:

Esther Honing Usa

  • En Alemania palidecieron su piel y le ‘tiñeron’ el pelo de caoba:

Esther Honing Alemania

  • En Filipinas ‘fabricaron’ a una Esther Honig morena, de melena arrebatadora con labios carnosos y en rojo pasión:

Esther Honing Filipinas

  • En Argentina Esther Honig tendría las cejas mucho más finas, potenciaría su mirada con una sombra de ojos clara y un poderoso rímel y la piel más rosada…

Esther Honing Argentina

  • En la India, la joven periodista tendría que repoblar sus cejas y oscurecer su piel y pelo:

Esther Honing India

  • En Australia preferirían que los ojos de Honig fueran más azules y que ‘abusara’ del colorete…

Esther Honing Australia

Y, ahora… ¿Qué decís?

Imagen: Daily Mail

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *