Trucos para aprovechar los polvos bronceadores

Cuando nos referimos al maquillaje de la temporada veraniega, inevitablemente hay un producto que nos viene a la cabeza al hablar de make up y verano en una misma frase: los polvos bronceadores. Aunque en una primera instancia no es lo más necesario, porque el sol hará que estemos lo suficientemente morenas, o al menos más que en pleno inverno, sí que es necesario que siempre los tengamos a mano. Podremos utilizarlos cuando todavía no tengamos la piel demasiado bronceada y queramos darle color, o cuando nos aparezca alguna de esas antiestéticas marcas del biquini y queramos taparlas a golpe de brocha.

Pero, ¿cómo podemos conseguir que nuestros polvos de sol duren más tiempo de lo que queremos? Para empezar, debemos hacernos con una brocha que, efectivamente, sea la más adecuada para ellos. Aunque tengamos la tentación de comprarnos la más grande del mercado, sí que debemos estar atentas al hecho de que tenemos que adquirir aquella que equivalga a la propia estructura del cosmético. Es decir, que no sea exageradamente grande en comparación al propio producto. Esto no hará más que hacer que perdamos más pintura de la que realmente queremos y que el bronceador se gaste antes de lo esperado.

Por otra parte, no debemos coger demasiados polvos a la hora de aplicárnoslos, ya que después, si sacudimos de alguna manera la brocha porque nos hemos pasado, esto se perderá, y de nuevo habremos usado más de lo que realmente queríamos. Por otro lado, también es necesario que lo conservemos en un buen lugar. Aunque parezca obvio, el hecho de tener los cosméticos en una zona con demasiado calor puede contribuir a que se estropeen, y si no lo cerramos bien, se nos puede caer y destrozar. De este modo, y con estos pequeños consejos básicos, podremos disfrutar de nuestro maquillaje durante mucho más tiempo.

Imagen: Hogar Útil

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *