Efecto lifting ¡Cómo maquillarte para conseguir un rostro más firme!

Con el paso de la edad, conseguir un rostro más firme y terso se convierte en una tarea cada vez más complicada. Además de lograr reafirmar tu cutis con la ayuda de cosméticos eficaces, existe una solución para conseguir un efecto lifting inmediato: el maquillaje. Sigue estos sencillos trucos y presume de un rostro más joven.

Conforme vamos cumpliendo años, además de perder densidad, nuestro rostro va perdiendo su tono habitual. Para devolverle la vitalidad que necesita encontramos nuestro aliado perfecto en la utilización de colores favorecedores y diferentes trucos profesionales que nos ayudarán a corregir los defectos propios de la edad. ¡Atenta!

Mirada caída y triste

Con la edad, la piel de los párpados va perdiendo firmeza. Como consecuencia, nuestros ojos pierden definición y cobran una apariencia más triste y apagada. Para no acentuar este efecto, olvídate de utilizar sombras muy brillantes o que sean nacaradas.

¿Tu arma infalible? El eyeliner. Apuesta por tonos oscuros, como el clásico negro, el azul marino, el verde bosque o un original caoba. La clave en su utilización está en que la línea que traces a ras de las pestañas superiores sea lo suficientemente gruesa para que pueda apreciarse aun con los ojos abiertos. Si lo deseas, también puedes delinear las pestañas inferiores en el mismo tono. Si buscas un efecto más suave, prueba a perfilar esta zona en un color más claro.

El toque final lo conseguirás con varias capas de máscara de pestañas. Es el complemento perfecto para lograr una mirada más abierta y enmarcada.

Levanta los pómulos

Para alegrar la expresión de tu rostro y lograr una piel más tersa ópticamente, existen sencillos trucos que nos ayudarán a darle vida a nuestras mejillas. Para empezar, has de acabar tu maquillaje con un sutil golpe de colorete en tonos vivos y vistosos, como el rosa alto o el coral, tono estrella para esta temporada. Aplícalo sin miedo en la parte alta de las mejillas en dirección ascendente hacia las sienes. ¡Notarás al instante un milagroso efecto lifting!

Si tu tono de piel ya es rosado, no pienses que debes saltarte este paso. ¡Error total! Destaca tus mejillas con tonos como el beige rosado.

Labios definidos

Una de las consecuencias más claras del paso del tiempo en nuestro rostro es la falta de definición en nuestra boca: poco a poco, los contornos de nuestros labios comienzan a desdibujarse. Para ello, debes añadir un nuevo instrumento a tu kit de maquillaje: el lápiz de labios.

Escoge siempre un tono lo más parecido posible al color del labial que vayas a utilizar para tu look. Es secreto está en perfilar el labio superior acabando con un trazo ligeramente ascendente al llegar a la zona de las comisuras. Para el labio inferior debes empezar a delinear por el centro sin llevar la línea hacia los extremos. ¡Conseguirás una sonrisa más alegre!

Imagen: L´Oreal.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *