Trucos de maquillaje para parecer más joven, ¡réstate años!

Si estás entre los 50 y los 70 años y te interesa saber qué trucos de maquillaje te harán sentir más joven, sigue leyendo, porque te contamos algunos trucos para sacar el máximo provecho a nuestro maquillaje y restarnos algunos años. El maquillaje puede ser tu aliado pero si no sabes utilizarlo bien, también puede ser tu enemigo. Y si bien cada rostro es bello en cada etapa de la vida, el maquillaje nos puede ayudar a lucir aún mejor y más atractivas.

La premisa para una piel de aspecto más juvenil y radiante es aplicar, como primer paso, una buena crema hidratante. Escoge productos que aporten un toque de luz al rostro: de todos, se recomiendan los enriquecidos con vitamina C, uno de los mejores antioxidantes naturales que hay.

En términos generales, ten presente que ante los primeros signos de envejecimiento, y a medida que éstos se acentúan, la fórmula más indicada consiste en un maquillaje ligero, luminoso y transparente, eso sí, resaltando ojos y labios, aunque siempre sin caer en el exceso.

maqui2

Un buen consejo a tener en cuenta consiste en aplicar unas gotas de aceites esenciales para aportar más luz al rostro antes de la base de maquillaje, lo que también sumará un plus de hidratación. Después aplica una pequeña cantidad de base de maquillaje en aquellas zonas donde necesites  igualar rojeces o marcas, evitando las líneas de expresión – se acentúan con el maquillaje-.

Es primordial elegir un tono de base similar al de la piel y que se funda con ésta, al tiempo que sea ligera y no muy cubriente, ya que sino se restará naturalidad y se terminará logrando el efecto contrario al buscado: sumando años.

Los ojos juegan un papel importante: será necesario maquillarlos para darle a la mirada más fuerza y protagonismo, aunque evitando el delineador fuerte, las sombras metalizadas o muy brillantes y, una vez más, lo excesivamente cargado. Lo más apropiado será utilizar sombra de ojos de tonos neutros con textura satinada y reforzar la línea de las pestañas desde el interior del ojo.

maqui3

En términos generales, será mejor siempre optar por maquillaje de ojos suave y neutro. Aunque estará permitido un ahumado, siempre y cuando no sea muy fuerte, ya que puede endurecer las facciones. En vez de usar tonos muy oscuros, como el negro o gris, elige tonos marrones, dorados o terracotas. Un truco es no utilizar sombras nacaradas justo debajo de las cejas, ya que suma años.

El maquillaje de las cejas también merecerá su tiempo: evita perfilar o depilarlas de más, y déjalas lo más natural posible, dándoles un toque de fijación hacia arriba. Maquillarlas ligeramente permitirá “repoblarlas” en caso de que se hayan perdido un poco con el paso de los años, y recuperar así el marco y la expresividad de la mirada. Utiliza un lápiz específico para cejas de textura semiempolvada.

A los labios habrá que añadirles el color perdido: escoge tonos equilibrados que contrarresten el tono más gris o amarillo asociado al envejecimiento de la piel. Los tonos corales o rosados proporcionarán un aspecto más alegre y jovial. Asegúrate que sean hidratantes y de larga duración.

Para rematar el rostro, evita los polvos y utilízalos solo para matizar en caso de que sea necesario. Usa más bien coloretes en crema, que aportarán brillo y luz al rostro, además de un aspecto más juvenil. El colorete es esencial para dar más vida al rostro, así que no te olvides de él.

Imágenes: timeandthe.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *