Trucos de maquillaje: Ojos tornasol

Una de las nuevas tendencias para maquillar nuestros ojos de cara al nuevo año es el efecto tornasol. Las sombras que contienen este tipo de pigmentos te permiten obtener un sinfín de colores dependiendo de cómo te dé la luz y del color que utilices como base. Consigue este llamativo efecto siguiendo los pasos que te descubrimos a continuación.

Prepara tus ojos

Antes de comenzar a maquillar tus ojos, es importante que utilices un corrector mineral por todo el párpado móvil, y muy importante, por toda la zona de la ojera. Aplica unas pequeñas gotas y deslízalo suavemente con el dedo. Normalmente, puedes recurrir al corrector que utilizas como prebase para tu maquillaje diario. Es fundamental que te lo apliques porque, de esta manera, las sombras no se resecarán con el paso del tiempo. Gracias a la fina capa que constituye el corrector, las sombras durarán más tiempo y se mantendrán impecables.

Colorea tus ojos

Para empezar a dar color a tus ojos, comenzaremos una sombra de ojos en textura crema en un tono mate, como el marrón oscuro. Puedes emplear el tono que más te guste, pero lo más aconsejable es utilizar siempre un color oscuro para contrastar con el brillo del tornasol. Aplícate la sombra por todo el párpado móvil ayudándote de un pincel sintético. Este tipo de sombras se secan muy rápido, por lo que hay que intentar aplicarlas lo más ligero posible. Antes de que se seque del todo, puedes difuminar suavemente la sombra hacia la zona de la banana para darle un sutil tono de color.

A continuación, escoge una sombra con pigmentos tornasolados. La reconocerás por su apariencia brillante y de efecto purpurina: son muchos los tonos en los que las encontrarás. Desde suaves tonalidades en malva hasta azules y verdes.

La clave está en aplicarlo con suaves toquecitos con un pincel plano por todo el párpado móvil. Empieza por la parte central, y de ahí difumínalo hacia ambos lados, para no obtener un resultado muy sobrecargado.

Con un pincel específico para difuminar, utiliza una sombra mate en tono marrón intermedio para aplicarla por toda la cuenca del ojo en dirección hacia la ceja. Da suaves golpecitos en la banana y por la parte más externa del párpado, para que se entremezcle con una pequeña parte del pigmento tornasol.

Si quieres conseguir un sutil toque de iluminación en la mirada, aplícate un tono beige justo por debajo de la ceja.

Últimos retoques

Para la parte inferior del ojo, delinea a ras de las pestañas con un eyeliner en tono marrón, desde el lagrimal hasta la zona final. Con la ayuda de un pincel, difumínalo suavemente hacia los ojos para resaltarlos aún más.

Por último, riza tus pestañas y aplícales varias capas de rimmel. Espera unos segundos entre capa y capa para que no se apelmace y conseguir un efecto más natural.

Imagen: MAC Cosmetics.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *