Trucos de Belleza: ¡Stop a la caída del pelo!

Que los cambios estacionales puedan afectar o no a la caída del pelo sigue siendo un debate abierto. Especialistas afirman que el cambio de temperatura o la humedad pueden acelerar el proceso de desgaste del cabello; otros, en cambio, sostienen que esos agentes en nada afectan a nuestro cuero cabelludo. Pero ante la evidente caída del cabello, ¿qué podemos hacer?

Sea como sea, no podemos obviar que, más allá de la diferencia de grados, los daños sufridos por la sal marina y el sol o el estrés post-vacacional pueden afectar a la salud del pelo.  ¿Qué hacer entonces si vemos cómo en estas últimas semanas nos caen más cabellos de la cuenta? Nosotras te damos unos cuantos consejos para que consigas frenar, aunque sea un poco, este problema.

Alimentos clave contra la caída del pelo

En nuestra dieta, existen alimentos que continen determinados elementos nutricionales que ayudan a fortalecer el cuero cabelludo y así evitar su deterioro. Pero ¿cuáles son esos elementos? Recogemos una lista de ellos a continuación:

  •  Vitamina A. Presente en el hígado, la zanahoria, la mantequilla, los huevos y el queso.
  • Vitamina B. En el arroz, el trigo, la avena, las lentejas, las nueces y también en el germen de trigo.
  • Vitamina C. Famosa por su abundancia en las naranjas o los limones, aunque también se encuentra en otras frutas como los pomelos, las manzanas o el kiwi.
  • Biotina. La vitamina de moda, que interviene en el metabolismo de grasas, aminoácidos o hidratos, aparece en los riñones, el huevo, todos los derivados de la leche, el plátano o las fresas.
  • Cobre.  ¿Cobre? Pues sí. No solo previene las enfermedades degenerativas sino que sin él no podríamos utilizar la tirosina (que interviene en la pigmentación del cabello). Lo encontramos en el cacao, los champiñones, las legumbres, las nueces, el hígado y el marisco.
  • Hierro. Muy abundante en las almejas, las lentejas, los garbanzos, los pistachos o los berberechos.
  • Zinc. Presente en el apio, los espárragos, las ostras, el germen de trigo y los garbanzos.
  • Ácido fólico. Elemento clave al , lo encontramos en el zumo de naranja, los espárragos, las legumbres, la remolacha, las espinacas o el aguacate.

Recomendaciones “Nosotras”

Una dieta rica en los elementos anteriores puede provocar un efecto muy positivo en nuestro organismo y favorecer el crecimiento de un pelo sano. Aun así, también te damos algunas sugerencias para proteger tu cabello en el día a día:

  • Usa el secador a distancia para evitar una agresión térmica en las raíces.
  • Masajéate la cabeza. Activarás la circulación y favorecerás el crecimiento capilar.
  • No fumes. El tabaco reseca la piel y debilita el cuero cabelludo.
  • Evita las colas de caballo o cualquier peinado que implique estirar el pelo.
  • Desconfía de las dietas milagro. Adelgazar demasiado rápido comporta un declive importante de las vitaminas, lo que debilita el cuero cabelludo.
  • Elude los siguientes alimentos: helados, frituras, chocolate en exceso o café. La cafeína irrita el sistema nervioso favoreciendo el estrés y, por ende, la pérdida de cabello.

Si de todos modos ves que la caída del pelo es copiosa, habla con un especialista.

Imágenes: BuenaSalud.

Autor: Carola Mayol

Comparte esta noticia en