Tres usos de la papaya en cosmética natural

La papaya es una fruta tropical que suele estar a la venta todo el año y que, además de ofrecer un extra de sabor y nutrición a la dieta, también puede sumar en belleza y cosmética natural. En este artículo, les contamos cómo aprovechar de la papaya con fines de salud y estética.

Si estás padeciendo acné, esta fruta tropical también puede darte una mano, debido a que es rica en antioxidantes y en compuestos que ayudarán a limpiar y a oxigenar la piel. Sus propiedades naturales ayudarán a eliminar impurezas y los comedones que se forman en la piel y le otorgan una apariencia poco saludable.

En este sentido, puedes preparar una mascarilla exfoliante a base de papaya – solo necesitarás una rodaja – y azúcar  -con unos 5 gramos te bastará -. Solo deberás triturar la fruta hasta obtener un puré y añadir el azúcar. Mezcla bien y aplica entonces la crema resultante con ligeros masajes circulares sobre tu rostro. Deja actuar unos diez minutos, y enjuaga bien con agua fría. Se aconseja repetir el procedimiento unas tres veces a la semana.

acné

Para el contorno de los labios, una región delicada y que tiende a arrugarse, también puede utilizarse la papaya para nutrirla y mantenerla elástica y más firme. Con una rodaja de papaya y una cucharadita de aceite de coco realiza un puré bien pisado. Aplica entonces con suaves masajes por el contorno de los labios, y deja actuar unos diez minutos. Enjuaga y haz, en lo posible, a diario.

Finalmente, otro problema estético que muchos padecemos tiene que ver con los pies, sobre todo en verano, cuando los talones quedan más expuestos y con el calor y la playa tienden a resecarse y a resquebrajarse. Para este problema, la papaya también puede sumar hidratación y nutrición para regenerar la piel y evitar su sequedad.

Solo tendrás que tomar tres rodajas de fruta, colocarlas en un recipiente donde entren tus pies y pisarlas bien con ellos. Luego, una vez se haya formado el puré, pásalo con ayuda de tus manos por la zona de los talones y deja actuar veinte minutos. Enjuaga con agua tibia. Para mayor efectividad, repite unas tres veces por semana.

Imágenes: alimentatubienestar.es

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *