Tratamientos de belleza: La cavitación

Es una técnica que se aplica en gabinetes médicos o de belleza y que consiste en la aplicación de ondas ultrasónicas a baja frecuencia, la misión es hacer desaparecer la celulitis y la tan odiada piel de naranja. No ayuda a reducir el peso por lo que antes de comenzar el tratamiento debemos estar en nuestro peso y desear eliminar pequeños nódulos de grasa.

Lo que se consigue a través de la cavitación es que la grasa se disuelva y se pueda eliminar a través del sistema linfático y urinario; por ello es muy importante que tanto antes como después de cada aplicación bebas mucha agua para ayudar al drenaje. Tienen que pasar al menos 72 horas entre una cita y otra para darle tiempo al cuerpo a deshacerse de la grasa.

Como complemento se suele realizar un masaje manual o bien botas de presoterapia. Las zonas donde comúnmente se aplica es en abdomen, cintura, muslos, cartucheras, glúteos y brazos.

Es un tratamiento indoloro, únicamente notarás durante la sesión un pitido constante, pero a bajo nivel por lo que no resulta molesto. Posteriormente puede producirse un enrojecimiento de la zona, pero desaparece a los pocos minutos.

Puedes reanudar tu actividad normal cuando salgas de cada sesión sin problemas. Pero como todo tratamiento no está exento de riesgos por lo que debes solicitar que te informen en el centro donde vayas a realizarte la cavitación.

 Imagen: healthforbeauty.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

3 Comentarios

  1. La verdad que es un buen invento el tema de la cavitación, yo lo descubri en esta web http://www.infocavitación.es y me anime con estos tratamientos y en la segunda sesión ya baje casi un centimetro y medio el volumen de grasa en la parte de los muslos.
    Muy recomendable

  2. Yo he probado un tratamiento de cavitación y la verdad que estoy muy contenta con los resultados. ¡Funciona!

  3. Hola! He probado la cavitación en centros de belleza, y la verdad es que debido a lo caras que son las secciones decidí comprarme mi propia máquina que sale mucho más rentable. Me he comprado la Cavita Diamond, y la verdad es que es muy cómoda de utilizar y los resultados se notan al poco tiempo. Recomiendo a personas como yo, que quieran librarse por fin de la celulitis, que se compren su propia máquina, y se den las secciones ellas mismas en casa. El dinero se amortiza en muy poco tiempo, y puedes utilizarla tantas veces quieras, en distintas zonas, así que es muy recomendable. ¡Saludos!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *