Tratamiento con Algas Kelp: Reduce el volumen y la celulitis

En tratamientos estéticos y corporales, las envolturas corporales a base de algas no son una novedad, no obstante, este último tiempo se está escuchando hablar de la envoltura en algas Kelp. Te contamos un poco en este artículo de qué trata, para qué se usa y cuáles son sus beneficios.

Las algas Kelp se encuentran en las aguas ricas en nutrientes en los círculos polares, a temperaturas de menos de 20ºC. Si bien otras culturas orientales ya las utilizaban con fines alimentarios, se descubrió que también tienen numerosas propiedades a la hora de emplearlas como envoltura corporal, ya que movilizan las grasa, reducen el volumen y favorecen el drenaje.

Entre sus beneficios, se puede mencionar que: mejoran la microcirculación, movilizan el tejido adiposo, estimulan el metabolismo celular, favorecen la eliminación de toxinas y facilitan el drenaje de líquido celulítico. Además, incrementan la mineralización de la piel, otorgándole más elasticidad.

algas

¿En qué consiste la envoltura?

El tratamiento comienza con la aplicación de un paté a base de wasabi y jengibre, para preparar la piel previamente de forma tal que esté lista para recibir los nutrientes de las algas Kelp. La terapeuta pondrá entonces a rehidratar las algas – vienen deshidratadas- con agua caliente y sales de mar enriquecidas con magnesio, y aceites esenciales depurativos (a base de limón, laurel y maleleuca).

Luego sí, se pasará a hacer la envoltura propiamente dicha: la preparación con algas suele aplicarse en piernas, abdomen y glúteos, para luego colocar encima unas vendas para asegurarla.

Se deja actuar una media hora, se retira y se culmina con un masaje en la zona con el producto sobrante. Al no manchar, la persona puede vestirse con tranquilidad tras el tratamiento y retomar su día, sin necesidad de pensar en que se tiene que duchar previamente.

Contraindicaciones

Debido a su alto contenido en yodo, no se recomienda esta envoltura en personas con problema de tiroides, embarazadas ni madres lactantes, ya que este mineral puede ser absorbido por la piel y bloquear la glándula tiroides del feto. Además, las personas con tendencia al hipotiroidismo, pueden desarrollarlo si exponen su organismo a un exceso de yodo.

Imágenes: wmfits.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *