Prótesis mamarias: la respuesta a todas tus preguntas

Aprovecho este mes en el que en todo el mundo celebra actos en solidaridad con las enfermas de cáncer de mama, para abordar un tema que siempre suscita mucho interés. Me refiero a las prótesis mamarias, en torno a las que circulan leyendas urbanas y sobre las que siempre tenéis un montón de preguntas que formular.

Será por su gran utilidad, ya que no sólo se emplean en los tratamientos de aumento, en los que la paciente desea mejorar el aspecto de su pecho, sino también en la reconstrucción del pecho afectado por el cáncer de mama. De igual manera, se trata de que la mujer se sienta a gusto en su piel, se vea guapa, aumente su autoestima o la recupere, según que casos.

A estas alturas espero que resulte innecesaria la aclaración en torno a la posibilidad de que las prótesis exploten en los aviones. Aunque, por si acaso, por si alguien “ha escuchado ruido y no sabe de donde procede”, voy a repetir que esto no sucede. Si así fuese, sería porque os encontraríais en un caso de despresurización de la cabina, con lo cual las prótesis no serían lo único que explotaría. No creo que en ese momento estuvieseis muy preocupadas por ellas.

protesis_mamarias

Otro asunto, es que si es necesario cambiarlas con el paso del tiempo. Antes ocurría que sí. Hoy en día no. Las piezas se fabrican ya sin fecha de caducidad. La firma con la que personalmente trabajo aporta, además, una garantía por si algo excepcional ocurriese. Este detalle da confianza no sólo al paciente sino también al cirujano.

Sobre la forma y tamaño, hay mucho que hablar, porque no son pocas las veces en las que se acude a la consulta con una idea preconcebida de cómo se quiere el resultado final del pecho, antes de escuchar al especialista. Es importante que te dejes orientar por el experto. Nosotros conocemos las proporciones. Es normal que tengas la cabeza llena de consejos de amigas y familiares, pero es cuestión a abordar en consulta. Y no sólo el tamaño, sino la forma.

El implante puede tener forma redonda o de pera. El primero ofrece la posibilidad de un escote con más volumen, mientras que el segundo se adapta más a la forma natural del pecho femenino. En esta elección, la edad y el estado de las mamas de la paciente van a jugar un papel fundamental.

Las intervenciones en las que se implantan prótesis han modificado sus procedimientos, realizándose hoy en día tras el músculo pectoral y sin tocar la glándula. De esta manera, doy respuesta a muchas de vuestras preguntas.

  • No van a afectaros a la sensibilidad en materia sexual.
  • No van a interferir en la lactancia.
  • No dificultan la exploración manual para la detección del carcinoma.
  • No interfirieren en las mamografías.
  • Una vez implantadas, la paciente puede someterse a tratamientos contra el cáncer como quimioterapia o radioterapia.

Tranquilas, por lo tanto. No van interferir en vuestra vida. A las cuatro semanas de la implantación de las prótesis ya podréis estar realizando cualquier actividad deportiva.

En este mes rosa, y si te has operado de mama, aprovecho para recordarte que las molestias que sientas en la zona en los primeros meses pueden ser normales. Si pasado el tiempo notas molestias, calambres, pinchazos, en definitiva, dolor, acude a tu ginecólogo y también a tu cirujano.

¡Ah, se me olvidaba! Otra de vuestras preguntas recurrentes: ¿Me pueden dar alergia? No, la silicona no produce alergia, de ahí que sea el material quirúrgico por excelencia.

 

8947€ALTA

Moisés Martín Anaya es cirujano plástico y estético. Licenciado y Doctor Cum Laude por la Universidad de Salamanca, dirige la Clínica Moisés Martín Anaya y ejerce como especialista en el Hospital Virgen de la Paloma, en Madrid.

Imágenes: Pinterest

 

Autor: Moisés Martín Anaya

mranya!7845

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *