Stop oxidación celular: protege tu piel del frío y la polución

Si durante el verano estamos pendientes del cuidado de nuestra piel y alerta ante los efectos nocivos de los rayos del sol, parece que durante el invierno bajamos un poco -o mucho- la guardia.

Mal hecho. El frío y la polución son agentes externos que también contribuyen al envejecimiento y ante los que debemos protegernos a diario, sobre todo en los meses que entran, los de bajas temperaturas, vientos y calefacciones.

Los cuidados de la piel, independientemente del estado y la edad de cada persona, pasan por una rutina de higiene e hidratación.

A este proceso hay que añadir en los meses fríos otras pautas antioxidación , que protejan la piel de las partículas contaminantes, que junto con los rayos Ultravioleta de tipo A, los RUV, atraviesan la barrera transdérmica y los folículos pilosos.

Comenzando por la citada rutina de higiene, siempre es bueno recordar un procedimiento en el que el tónico no resulta, a pesar de lo que se cree, imprescindible.

Los productos recomendados son los siguientes: leche limpiadora, agua micelar, crema limpiadora, aceite limpiador, jabón o espuma limpiadora.

 

 

Para la cosmética en invierno recomiendo cosméticos que contengan la etiqueta detox -es decir, que tengan vitamina C, resveratrol, retinol u otras substancias similares y que lleven incluido un filtro solar-.

En caso de que no lo tengan se puede aplicar primero una crema antioxidante y después un producto que nos proteja de los rayos solares.

Si queremos apoyar este aporte tópico vitamínico con nutricosméticos, bienvenido sea, sobre todo si vivimos en zonas muy contaminadas o en las que el sol esté presente durante todo el invierno.

Por supuesto, los nutricosméticos deben acompañar a una buena dieta. La oxidación celular debe combatirse desde dentro, con una alimentación rica en frutas, verduras y libre de grasas y azúcares.

Como recomendaciones generales hay que realizar varias comidas ligeras al día -entre 4 y 6- y ricas en productos naturales y poco elaborados -verdura, fruta, cereales integrales, legumbres, pescado blanco, frutos secos, huevos y carne-.

En cuanto a productos y pequeños trucos recomiendo el sérum por la mañana, junto al iluminador de vitamina C, filtro solar y maquillaje de alta calidad.

¡Importante! Cuidad los labios, que se secan y agrietan con el frío. Para evitarlo, lo mejor es el empleo de emolientes labiales libres de perfumes y colorantes. deben utilizar filtros labiales en caso de exposición solar.

Muchas veces el problema de los labios agrietados se debe a una alteración cutánea de base como la dermatitis o la alergia a algún cosmético. En estos casos suele ser necesario el uso de algún medicamento tópico para bajar la inflamación y cerrar las grietas y fisuras.

Por último, los tratamientos invernales que mejores resultados ofrecen son los que potencian la luminosidad de la piel, apagada durante estos meses.

En Dorsia proponemos el tratamiento Iluminador Facial, que incluye peelings y mesoterapia con vitaminas.

El número de sesiones dependerá de la edad y el estado de cada piel.

 

Virginia Sánchez es directora médico estética de Clínicas Dorsia

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *