Rinoplastia abierta Vs rinoplastia cerrada ¿Qué técnica es mejor?

 

Rinoplastia: ¿Qué es mejor la rinoplastia abierta o cerrada?

Una de las principales dudas que plantean los pacientes a la hora de someterse a una rinoplastia, es la técnica utilizada y cuál es la más adecuada para resolver un problema estético o funcional de nariz.

 

¿Rinoplastia abierta o cerrada? 

Aunque son términos contrarios, hacen referencia a las dos posibles opciones quirúrgicas que presenta una intervención de rinoplastia.

 

Es decir, el abordaje quirúrgico al que se ciñe el cirujano para acceder al interior de la nariz.

Y, posteriormente, poder llevar a cabo la intervención quirúrgica.

 

En la rinoplastia abierta se realiza una pequeña incisión en la base de la nariz para poder levantar la piel.

En la rinoplastia cerrada, también denominada endonasal, la cirugía se realiza desde dentro de la nariz, a través de las fosas nasales, y en la que el cirujano trabaja, prácticamente, a ciegas.

 

En la primera el cirujano tiene visión directa de los tejidos y la parte ósea. En la segunda, todas las incisiones quirúrgicas se realizan dentro de las fosas nasales.

Por tanto, una de las principales desventajas de la rinoplastia abierta es que esta deja como secuela una cicatriz más o menos visible.

 

 

 

 

Dependiendo siempre de la habilidad del cirujano y del proceso cicatricial del propio paciente, que en ocasiones y debido a la falta de irrigación provocada por la incisión, puede ocasionar la formación de pequeños capilares sanguíneos en la punta nasal por déficit de irrigación.

 

Esta técnica se aleja de una de las premisas principales de la rinoplastia.

Y, es que la estética de la nariz no solo persigue la reparación, si no que no se perciban signos o señales visibles.

 

La elección de la técnica dependerá mayormente de la habilidad y experiencia del cirujano a la hora de trabajar “a ciegas”.

La precisión, versatilidad y eficacia es la misma, por tanto, la preferencia y comodidad a la hora de trabajar, depende del profesional.

 

 

 

 

Quizás la pregunta que nos debemos plantear es:

¿se pueden usar las dos técnicas en todos los casos?

En casos de rinoplastias secundarias (rinoplastia ya realizada) y que presentan una gran deformidad en la punta nasal, “puede ser más útil intervenir mediante una rinoplastia abierta puesto que la visibilidad es mayor, excepto en caso de cirujanos con gran experiencia en la técnica cerrada”.

 

En la rinoplastia cerrada, la curva de aprendizaje es más larga y hay muchos cirujanos que nunca se encontrarán cómodos con esta técnica.

Sólo la experiencia dala seguridad suficiente para realizarla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El doctor Sebastián Mir es miembro de AECEP cirujanos y Director médico quirúrgico de Centro Clínico Mir- Mir

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *