Repara tu piel después de un intenso día de playa

El verano dura poco por eso nosotras no paramos de aprovecharlo y en lo que tenemos la más mínima oportunidad nos lanzamos a la playa, pero estos excesos tienen consecuencias sobre nuestra piel.

De la playa a la piscina para tomar un baño rápido y caminar por la ciudad o la montaña, conocer sitios nuevos mientras el sol dura. Y claro que al final de estos meses de calor lucimos una piel con un tono al mejor estilo tropical, que luego nos pasará factura si no supimos como tratarla.

Los excesos con el sol son una de las mayores causas de envejecimiento prematuro en las mujeres, por eso conviene seguir sencillos consejos que ayudarán a nuestra piel a recuperarse de esas jornadas de bronceado intenso.

En principio jamás olvides aplicar una crema con el factor de protección solar adecuado para tu tipo de piel, esta medida es fundamental para evitar insolaciones. También intenta mantenerte bajo sombra en las horas más intensas de sol, sobre todo después del medio día y hasta al menos las 15 horas.

Los protectores con vitaminas y aceites hidratantes son una buena opción para cuidar tu tez mientras te bronceas, pero después de la playa aún hay mucho que hacer. Comienza por darte un baño con agua fresca y evita la caliente, ésto te ayudará a revitalizar la piel y cerrar los poros que se han abierto con el calor del día.

Además usa jabones hidratantes y con vitaminas y olvídate de los productos fuertes que prometen eliminar todas las bacterias, éstos pueden resecar tu piel, algo que resulta muy negativo cuando planeas pasar días de playa.

Después aplica una buena crema hidratante, de preferencia un after sun con aloe vera especial para pieles que se han expuesto al sol. Si el producto se encuentra en la nevera mucho mejor y es que la sensación de frescura sin duda hará que tu piel se sienta como nueva.

Usa siempre ropa de algodón y materiales confortables, no olvides que después del bronceado la dermis está sensible. Cuida tu piel este verano y haz que luzca bronceada y hermosa sin sacrificar su salud.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *