Remedios naturales para hidratar los labios

La piel de los labios es delicada y está expuesta a los cambios externos, por lo que su cuidado es muy importante. El frío, el viento, el sol, el polvo, entre muchos otros factores pueden influir en el estado de la piel de la boca. A continuación, os contamos algunos remedios naturales para hidratar los labios y mantenerlos más sanos y atractivos.

¿Por qué se resecan? Por varios motivos, no solo por lo expuestos que están a la intemperie,  sino también porque, por ejemplo, no cuentan con glándulas sebáceas que actúen llegado el caso y no cuentan tampoco con un mecanismo que evite que la humedad se disipe. Además, y especialmente son más vulnerables a los rayos UV por ser una zona con menos melanina.

Pero más allá de estos factores, los labios deshidratados también pueden ser producto de alguna carencia nutritiva, a alguna alergia o bien a la acción de alguna crema o dentífrico que pueden ocasionar una reacción.

labios

He aquí los remedios caseros, para que tomen nota y pongan en práctica:

Aceite de oliva: su oleosidad y su alta calidad, así como el hecho de ser suave para la piel, lo pone en primer lugar para humectar ésta u otras partes del cuerpo de manera natural. En el caso de los labios, es ideal ya que aporta suavidad, humectación y brillo.

Aceite de almendras: al igual que el anterior, se cuenta como uno de los más recomendados, por sus nutrientes y características, no por nada forma parte de la composición de muchos productos de belleza y cosmética. Te dejamos un bálsamo que puedas hacer fácilmente en casa con aceite de almendras y miel: una cucharada de miel de abejas y cinco gotas de aceite de almendras.

Preparación: pon al fuego la miel para que se derrita, luego añade el aceite de almendras y deja luego entibiar, sin que llegue a solidificarse. Coloca sobre los labios y  cuando se seque, retira bien con ayuda de un algodón humedecido en agua tibia. Repite varias veces a la semana, siempre por las noches.

Ya para exfoliar, el azúcar es bienvenido: en solo unos minutos dejará tus labios como nuevos, ayudando a eliminar las células muertas. Lo ideal es combinarlo con miel de abejas: toma dos cucharadas de azúcar y una cucharada de miel, y mezcla bien.  Aplica sobre los labios, con masajes ligeros, y deja actuar unos minutos. Enjuaga con agua tibia.

El aloe vera es un gran aliado de la piel, y también de la de los labios. Con propiedades antibacterianas e hidratantes, es de gran ayuda para los labios, para prevenir la sequedad y las grietas. En este caso, solo deberás tomar una hoja de aloe seco, abrirla de forma longitudinal, retirar el gel de su interior y pasar por los labios. No enjuagues, solo deja que se absorba y penetre la piel.

Imágenes: mdicas.com.br

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *