Remedios caseros para una dermis menos seca

Cada persona tiene un tipo de piel diferente, y siempre que hablamos de cuidado facial tenemos que ser conscientes de cuál es la nuestra.

Es tan peligroso no cuidarnos la piel -envejecerá de manera prematura, pueden salir rojeces, manchas…-, como hacerlo de manera incorrecta. Es decir, es recomendable conocer de qué carece nuestra dermis para darle exactamente lo que necesita.

Si precisa una mayor hidratación, tenderá a seca. Si tiene exceso de ella y debemos ‘secarla’, es que es grasa. Y si está a medio camino de ambas dos se llama mixta.

En este caso hablaremos de la piel seca y de cómo conseguir con remedios caseros que hagan que lo sea mucho menos.

 

 

  • Mascarilla de aceite de oliva y huevo. Es casera, y muy sencilla de hacer. Lo que necesitas es tener a mano un bol donde batir dos huevos, echarle un chorrito de aceite de oliva y un chorrito de limón. Une todo en una masa que dejes enfriar en la nevera, y cuando este lo suficientemente fría, aplícala en tu rostro durante unos minutos. La piel estará mucho menos seca cuando pase el tiempo.
  • Miel y azúcar. Otra manera de preparar una pasta que sea hidratante y también exfoliante.
  • Productos que contengan aceite de almendras. Ayudará y mucho a que tu piel se vea muchísimo mejor de lo que está actualmente. Deja el reseco a un lado y te ayudará a mantener la piel muy hidratada. Puede valerte tanto para la piel del rostro como en el resto del cuerpo.
  • Base de maquillaje que NO sea en formato mousse. Si lo es, secará tu piel muchísimo más. Están especialmente pensadas para personas que tengan la piel mucho más grasa, porque para ellas será efectivamente más seca. Utiliza una serie de productos de make up para tu cara que sean más tirando a grasos.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *