Remedio casero efectivo contra las durezas de los pies

Nuestros pies son más que importantes y muchas veces los descuidamos. Para ayudarlos a lucir y estar mejor, compartimos con vosotras una preparación casera y muy sencilla de hacer para poner en remojo los pies, relajarlos y combatir las durezas y callosidades.

No demandará más de diez minutos y se recomienda hacer por las noches, cuando regreséis del trabajo o de tus ocupaciones diarias para relajar los pies y todo el cuerpo, y propiciar un descanso más reparador.

pies

¿Qué son los callos?

Son durezas que se van formando en la piel de los pies, especialmente en la planta, por la misma acción de caminar o fricción constante a la que muchas veces se ve sometida esta parte del cuerpo.

Estos endurecimientos se conforman de piel muerta, con un núcleo de queratina que, al pisar, puede ocasionar molestia o dolor. De aquí que sea recomendable evitarlos y/o tratarlos.

Remedio casero con leche y sal para los pies

Qué necesitáis: un litro de leche, 3 cucharadas de aceite de oliva y 100 gramos de sal gruesa -si es marina, mejor-.

Preparación: solo debéis calentar la leche en un cuenco sin que llegue a hervir -debe estar más bien tibia-. El siguiente paso será preparar la tina para colocar allí la leche con agua donde sumergir los pies cómodamente por unos 20 minutos.

Luego, será el momento de la exfoliación: para ello, deberéis mezclar la sal gruesa con el aceite de oliva en un recipiente apropiado, y aplicar un poco de esta preparación en la manopla de baño para masajear suavemente las plantas de los pies, los dedos y toda parte que consideréis sea necesario.

La leche es hidratante y humectante, de aquí que de hecho muchos laboratorios de productos cosméticos la incluyan dentro de los ingredientes favoritos para la elaboración de cremas y similares.

En combinación con algún agente natural exfoliante, como la sal en este caso, la avena o azúcar, es ideal para eliminar células muertas y liberar la piel de impurezas.

Imágenes: Bezzia.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *