¡Cómo preparar unas mascarillas relax total!

Hoy vamos a utilizar un producto que todos tenemos en la nevera, pero en vez de comérnoslo, lo vamos a usar para fabricar mascarillas faciales. Hablamos del yogurt natural.

En su composición se hallan gran cantidad de vitaminas, nutrientes, antioxidantes, ácidos y proteínas (como vitamina A, cinc, ácido láctico) por lo que es perfecto para alimentar nuestra piel también desde fuera.

Con yogurt podemos realizar mascarillas de muchos tipos. Todas se elaboran del mismo modo, añadiendo los diferentes ingredientes, mezclándolos hasta obtener una pasta homogénea, aplicando una gruesa capa y dejándola actuar sobre el rostro, cuello y escote durante unos 20 ó 30 minutos. Y tras este tiempo se elimina lavando la cara con agua tibia y jabón suave.

Si optas por una mascarilla de yogurt rejuvenecedora, tendrás que añadir varias rodajas de pepino, dos yemas de huevo y dos cucharadas de germen de trigo. Si quieres elaborar una para combatir la piel seca agrega dos cucharadas de hinojo.

Para tener una mascarilla nutritiva sólo es necesario cucharada de levadura de cerveza; para una antiarrugas necesitarás un kiwi, una cucharada de miel y almendras molidas.

Como ves el yogurt es beneficioso para mejorar el aspecto de piel de varias formas, su preparación es muy sencilla y los resultados se obtienen al momento.

Imagen: imujer.com.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *