Preguntas frecuentes sobre la rinoplastia

 

Rinoplastia: las preguntas más frecuentes respondidas por AECEP.

 

La rinoplastia o cirugía de la nariz es un procedimiento de cirugía estética que busca reparar o remodelar los defectos propios de la nariz.

 

Si bien la rinoplastia se realiza con mayor frecuencia con fines estéticos, también se utiliza para corregir defectos estructurales que pueden causar problemas de respiración en los pacientes.

 

El resultado final debe buscar la armonía facial, respetando los rasgos del rostro del paciente.

Ya que no se trata únicamente de aumentar, reducir o modificar la forma y el tamaño de la nariz.

Hay que adaptarla a las facciones y características propias de cada persona.

 

A lo largo de nuestros más de 30 años de experiencia en este tipo de intervenciones hemos recibido cientos de preguntas de nuestros pacientes relativas a la intervención.

En este artículo vamos a tratar de responder a las más frecuentes:

 

 

¿Qué se puede corregir con una rinoplastia?

Como hemos comentado en la introducción del artículo, la rinoplastia puede tener fines puramente estéticos.

Es decir, centrarse en la corrección de la giba o caballete de la nariz, en solucionar la abertura excesiva de las fosas nasales…

 

O, en modificar una punta nasal bulbosa o muy afilada, emplearse para corregir defectos congénitos o lesiones o tratar la desviación del tabique nasal para solventar problemas respiratorios.

 

 

 

 

¿Requiere ingreso hospitalario?

No es necesario.

Un paciente que haya sido intervenido por la mañana puede estar en su casa a media tarde.

 

 

¿Quedan cicatrices tras la intervención?

Si la rinoplastia se hace cerrada, la intervención se desarrolla toda por vía interna.

Es decir, a través de la parte interior de las ventanas nasales.

Si se realiza de forma abierta, tan solo se realizará una pequeña incisión exterior prácticamente imperceptible.

 

 

¿Es dolorosa la intervención?

La rinoplastia no duele.

La intervención se realiza con el paciente bajo anestesia local de alta precisión y sedación, lo que la convierte en una operación rápida e indolora.

 

Como mucho el paciente puede notar un poco de secreción en la nariz, pero sin dolor alguno.

También puede aparecer algún moratón alrededor de los ojos que es totalmente indoloro y que desaparecerá sin necesidad de tratamiento en unos 7 días aproximadamente.

 

 

¿Cuándo podré reincorporarme a trabajo?

El paciente, en función del trabajo que desempeñe, podrá reanudarlo pasadas 24-48 horas de la intervención.

Además, se puede realizar vida prácticamente normal de manera casi inmediata.

Evitando esfuerzos intensos y sesiones deportivas largas, y la exposición solar prolongada.

 

 

¿Hay alguna manera de “ver” los posibles resultados antes de la intervención?

La propia experiencia del cirujano plástico, del estudio previo que se realiza de la fisonomía del paciente que le permiten hacerse una idea del resultado final, y de las fotos del antes y el después de pacientes con características similares.

Pero además, nosotros tenemos digitalizadores de imágenes que permiten ver las correcciones a realizar y las transformaciones que mejorarán el rostro con un índice elevado de exactitud.

 

 

 

 

¿A partir de qué edad puede realizarse una rinoplastia?

Cuando haya terminado el desarrollo físico.

No se puede poner una edad concreta, hay que valorarlo individualmente.

Hay pacientes que se pueden operar a los 14 años y otros que deben esperar hasta pasados los 18.

 

 

¿Qué es la septoplastia?

Se trata de una intervención quirúrgica destinada a corregir el tabique nasal desviado.

A partir de incisiones dentro de la nariz se corrige el tabique nasal al recortar, reubicar y reemplazar cartílago o hueso.

El objetivo principal de la operación es mejorar el flujo de aire a través de los conductos nasales, manteniendo y mejorando la estética.

 

 

¿Puede realizarse la rinoplastia sin necesidad de intervención quirúrgica?

Sí, pero para corregir defectos considerados menores, como pueden ser protuberancias en la nariz o bultos.

Para ello se inyectan productos reabsorbibles como el ácido hialurónico o la hidroxiapatitaen zonas determinadas de la nariz que permiten corregir visualmente estas deformaciones no muy pronunciadas.

 

 

¿La rinoplastia es igual para hombres y en mujeres?

Aunque la técnica empleada es muy similar, existen diferencias tanto en los criterios estéticos como en la anatomía de la nariz de hombres y mujeres.

También existen bastantes diferencias en el ancho nasal, dorsal, y en el posicionamiento de la joroba.

En función del grupo étnico al que pertenezca el paciente

 

 

¿Un último consejo?

Que el médico sea un especialista en cirugía plástica, consultando antes en el Consejo General de Colegios de Médicos  y comprobando que cuente con una extensa experiencia en rinoplastias.

 

Dr. Juan Antonio Mira es cirujano plástico especialista en rinoplastia y miembro de aecep.

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *