Preguntas frecuentes sobre cirugía de la mama

 

AECEP te resuelve las dudas sobre la cirugía de mama.

 

Antes de enfrentarse a cualquier intervención de pecho -ya sea un aumento, una elevación o una reducción mamaria- es normal que la paciente muestre ciertas dudas e inquietudes acerca del procedimientos.

También los resultados, el tiempo de recuperación, los riesgos asociados a la operación y otros aspectos importantes.

A continuación, trataremos de resolver algunas de las dudas más recurrentes:

 

¿Puedo saber a ciencia cierta qué resultados obtendré tras aumentarme el pecho?

Los cirujanos emplean métodos intuitivos que permiten que la paciente se haga una idea aproximada acerca de los resultados que obtendrá tras su intervención.

Para ello se basan en su experiencia personal a la hora de afrontar casos similares, en la utilización de rellenos que simulen el resultado final, o en la visualización de fotografías de pacientes intervenidas con características físicas similares.

También se pueden utilizar tecnologías como el simulador 3D Crisalix que permite recrear el cuerpo de la paciente mediante realidad virtual permitiendo mostrar el antes y el después de una cirugía de aumento de pecho.

Lo fundamental para el éxito de la intervención es que el cirujano sepa definir expectativas realistas basadas en la propia anotomía de la paciente.

De esta manera se consiguen alinear las expectativas con los resultados.

 

 

¿Qué se puede conseguir con una reducción de pecho?

Con la reducción mamaria se elimina el exceso de piel y de grasa del pecho y del tejido glandular.

El objetivo principal de esta intervención es conseguir unos pechos proporcionados con el contorno corporal, además de reducir y/o eliminar las molestias.

Y, los problemas asociados a contar con unos senos demasiado grandes, como son el dolor de espalda, cuello y hombros, la incomodidad a la hora de practicar ejercicio, la dificultad de encontrar sujetadores adecuados, etc.

 

 

¿Afectan los implantes mamarios a la lactancia?

Una prótesis mamaria no afecta a la lactancia, y mucho menos al mecanismo de producción de leche.

La prótesis no deja de ser un volumen inerte que no influye en el funcionamiento de la glándula que entrega la leche.

Además, la leche materna no se contamina por los materiales de los implantes.

Las prótesis de silicona se colocan, habitualmente, detrás del músculo pectoral, mientras que las incisiones se realizan en la parte inferior de la areola, para no tener que alterar la posición del pezón.

Por lo que los conductos que llevan la leche al pezón tampoco se ven afectados.

 

 

 

 

¿Se puede realizar la reconstrucción mamaria al mismo tiempo que la mastectomía?

No siempre es posible.

La reconstrucción inmediata no puede realizarse si la paciente ha iniciado cualquier tratamiento de quimioterapia o de radioterapia.

La intervención deberá posponerse hasta completarlo. La reconstrucción podrá realizarse de 6 a 12 meses después de la mastectomía.

En cambio, las mujeres con cáncer de mama precoz, es decir, que se encuentran en un estadio 1 o 2, sí que son buenas candidatas para una reconstrucción mamaria inmediata.

Con este método se consigue un ahorro de la piel del seno natural y se disminuyen las cicatrices.

Además, la paciente no tiene la sensación de pérdida del pecho.

 

 

¿Se puede operar un pecho que ya ha sido intervenido previamente?

Sí. La cirugía secundaria de pecho es aquella que se realiza en una zona en la que, al menos, ya se ha realizado una intervención previa.

Se suele emplear para reemplazar los implantes mamarios que han sufrido una rotura/deflación, que se han encapsulado o que debido al paso del tiempo han sufrido un importante desgaste.

Pero también se suele realizar para mejorar la forma o la posición de las mamas debido a la insatisfacción de la paciente con el resultado de un aumento mamario.

Para corregir los desplazamientos de los implantes, para eliminar las arrugas o los pliegues visibles en los pechos (efecto Rippling) …

 

 

 

¿Cómo se pueden corregir los pechos asimétricos?

Cuando un pecho es más grande que el otro se suelen colocar implantes de distinto tamaño en los senos para igualarlos.

También se puede realizar una reducción de la mama más grande para igualarla con la más pequeña.

Cuando una mama está más caída que la otra se realiza una elevación mamaria en uno o en los dos pechos hasta conseguir colocarlos a la misma altura.

Si ambos pechos están caídos la elevación se realizará en los dos.

 

 

Dr Julio Terrén es miembro de Aecep y director de  Dr.Julio Terrén

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *