¿Por qué se produce el efecto Rippling tras la mamoplastia?

Cerca del 10% de las pacientes pueden experimentar cierta ondulación tras una cirugía de aumento de pecho con implantes. Pero solo en ciertos casos es lo suficientemente grave como para realizar una cirugía de revisión.

Las arrugas y las ondulaciones del implante mamario se deben, como su propio nombre indica, a una ondulación de la superficie del implante mamario que puede verse y/o palparse. En la mayoría de los casos la ondulación se percibe a lo largo del lado exterior del seno y en el lado interno del seno, es decir, al lado del escote.

No es raro que los implantes mamarios lisos se ondulen, pero es posible que la ondulación no sea perceptible si la paciente no se inclina hacia delante con los senos colgando. Ahora bien, pese a que no se pueda percibir, la ondulación sí que puede sentirse en cualquier posición; solo hace falta pasar suavemente los dedos a lo largo del lado exterior del pecho.

 

¿Por qué se produce esta ondulación? ¿Cómo se soluciona?

Todos los senos deben su forma única a una combinación de tres tejidos:

  • Tejido estructural: sostiene el seno
  • Tejido blando o suave: rellena el senodándole su forma
  • Piel: cubre el pecho y se amolda al tejido blando

Cuando se realiza un implante mamario el tejido blando del seno se aumenta con un implante de solución salina o silicona. Tras la cirugía, la superficie de la mama puede ondularse visiblemente debido a diferentes causas:

  1. El implante mamario es demasiado grande para la anatomía de la paciente

La ondulación del implante mamario es habitual cuando el tejido mamario de la paciente es insuficiente con respecto al tamaño del implante. Para minimizar esa ondulación se deben emplear implantes mamarios más pequeños y colocarlos debajo de los músculos del tórax.

Las pacientes que cuentan con un tejido mamario significativo tienen menos riesgo a la hora de sufrir ondulaciones incluso con implantes más grandes.

También se puede emplear una matriz dérmica acelular (ADM) que se emplea para mejorar el grosor del tejido mamario, creando más espacio entre el implante y la piel. Pese a que los materiales ADM se utilizan para reconstrucciones mamarias completas también son efectivos, en cantidades pequeñas, para promover el crecimiento celular en una región específica.

  1. La cubierta del implante está poco llena o demasiado llena

Pese a que cualquier tipo de implante puede ondularse, es más probable que este problema surja con los implantes salinos. Esto se debe a que los implantes mamarios de silicona vienen con un relleno preestablecido, mientras que los implantes salinos se rellenan.

La ondulación puede aparecer si el implante de solución salina se llena demasiado o no se llena con respecto a las recomendaciones del fabricante.

El sobrellenado hace que la cubierta externa del implante se estire y se arrugue. Mientras que con un llenado insuficiente el implante se pliega y se hunde hacia adentro.

Para solucionar el problema se suele optar por cambiar los implantes de solución salina por implantes de silicona. También se puede injertar grasa sobre los implantes para reducir los pliegues y las arrugas

  1. Colocación errónea del implante

Los implantes pueden colocarse arriba o por debajo del músculo pectoral. Los implantes que descansan sobre el músculo, en la posición subglandular, son más propensos a producir ondulaciones debido a su proximidad debajo de la piel.

Al colocar los implantes debajo del músculo, en la posición subpectoral, existe más tejido cubriendo el implante, lo que ayuda a evitar irregularidades en la piel.

 

Dr Julio Terrén es miembro de Aecep y director de la clínica  Dr. Terrén

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *