Por qué no debemos saltarnos las comidas

En muchas ocasiones, por tener horarios maratonianos, o porque deseamos adelgazar rápidamente para llegar a las vacaciones estupendas, decidimos saltarnos alguna comida, con la idea de que esto nos ayudará a bajar de peso más fácilmente. La realidad, es que este comportamiento provoca cambios en nuestro cuerpo, más de los que nos imaginamos, y que no son buenos para nosotras.

La ralentización del metabolismo es la consecuencia más clara de saltarse comidas. Tu cuerpo no recibe comida durante demasiado tiempo, lo que hace que el metabolismo vaya más lento, acumulando las energías para usarlas durante más tiempo. Si en un principio notas que adelgazas, el gran problema es que después, al comer como siempre, cogerás los kilos más rápidamente, y te será mucho más difícil dejarlos atrás.

La diabetes puede ser otra consecuencia. Si te privas de alimento durante largo plazo, y lo haces constantemente, y luego te das atracones, esto hace que se retrase la liberación de insulina después de las comidas. Es algo que puede llevar a tu cuerpo a desarrollar diabetes.

Por otro lado, cuando no comes en mucho tiempo, se produce la cetosis, que es el proceso en el que el cuerpo ya ha consumido los hidratos de carbono y comienza a usar las grasas como fuente de energía. Este proceso puede producir náuseas o fatiga.

La mejor recomendación que podemos hacerte, es que realices las cinco comidas diarias. Desayuno, comida y cena y dos tentempiés sanos. No tienes por qué engordar si comes alimentos con pocas calorías y restringes grasas o azúcares.

Imagen: bellezapura.net

Autor: Susana Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *