Piedra pómez: un aliado de la belleza de pies

Seguro que has oído hablar de la piedra pómez o quizá hasta la hayas utilizado alguna vez: si no sabes de qué se trata o te has olvidado de ella, en este artículo te recordamos los buenos motivos para usarla, sobre todo en lo referido a la belleza de pies.

Se trata de un producto económico y de fácil uso que podrás conseguir sin problemas: de origen volcánico, es ideal para remover la piel muerta y limar asperezas, para eliminar así las callosidades y durezas que surgen en los pies, sobre todo en la zona de los talones.

Gracias a su rugosidad, esta piedra ayuda a exfoliar la dermis, eliminando células muertas y las durezas que se forman, que dan un aspecto poco estético a los pies. Para lograrlo, lo único que hay que hacer es pasar la piedra pómez sobre las zonas afectadas por las callosidades, con suavidad pero con suficiente fuerza como para que actúe la exfoliación.

pies

Paso a paso: limpia los pies con agua tibia y jabón, frota la piedra pómez por las zonas con durezas mientras los pies estén aún mojados, tras unos minutos, enjuaga y seca bien los pies con una toalla. Finalmente, aplica una crema hidratante con un pequeño masaje. Se recomienda seguir esta rutina de una a dos veces por semana.

Otro posible uso es para eliminar el vello facial y corporal: lo que se suele hacer es utilizar la piedra sobre la zona con vello, con suaves movimientos circulares durante unos minutos, después de haber humedecido con agua y jabón.

¿Dónde comprarla? Hoy en día podrás encontrarla en varios establecimientos, desde supermercados hasta en farmacias y tiendas de cosmética. Es un accesorio económico, aliado de la belleza de los pies, que se podrá comprar sin problemas y usarlo a discreción.

Imágenes: mecuroensalud.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *