Patada a la báscula: las curvas están de moda

Katy Perry, mujer más sexy del mundo según Maxim. Christina Hendricks, mujer más sexy del mundo según Esquire. Marisa Miller, mujer más sexy del mundo según FHM. Curvas, curvas y más curvas.

Hungry: A Young Model’s Story of Appetite, Ambition and the Ultimate Embrace of Curves. Hambrienta. Es el título del primer libro de Crystal Renn, una modelo de 23 años que pasea orgullosa su talla 42 por las pasarelas de todo el mundo, pero que hace apenas ocho años tuvo que perder un tercio de su peso para cumplir su sueño de ser modelo. Lo consiguió, a base de dietas salvajes e intensas sesiones de gimnasio, pero deja claro en su libro que nunca encontró la felicidad que sí descubrió en la comida.

Crystal Renn es ahora la modelo de tallas grandes mejor pagada del mundo. Ha sido portada de revistas como Harper’s Bazaar o Vogue, donde apareció completamente desnuda en la edición del mes pasado. No es la única modelo que combate contra las clásicas medidas 90-60-90. Tara Lynn lució desnudez en el número de abril de la revista Elle, en Francia. Más ejemplos: Ashley Graham y su sensual anuncio para la firma de lencería Lane Bryant.

La aparición de modelos de tallas grandes que protagonizan campañas de publicidad y los debates sobre la extrema delgadez en algunas pasarelas de moda invitan a pensar en un cambio en los cánones de belleza. Otra prueba determinante: las recientes elecciones de las revistas masculinas de sus principales referentes de belleza. Veamos:

Autor: David Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *