¿Ojos separados? ¡Cómo maquillarte para disimularlos!

Contrariamente a lo que se puede pensar, las chicas con los ojos muy separados son las más fotogénicas. La clave está en saber sacar el máximo partido posible a esta característica aprovechándose de las mil posibilidades que ofrece el maquillaje. Descubre cómo a continuación.

Para empezar, elige una paleta de cuatro colores con la que te veas favorecida (dos más oscuros, dos más claros). La clave no está en los tonos seleccionados, sino en la manera de aplicar las distintas sombras. Si quieres más seguridad, acertarás con una paleta en tonos marrones, ocres y dorados, ya que se convierten en un must tanto para tu maquillaje de día como de noche.

Acentúa con la sombra más oscura de toda la paleta el pliegue del párpado (la zona de la banana), de modo que el arco que traces se cierre justo en la terminación del ojo, y quede más abierto y difuminado en la cara interna del párpado. Con la siguiente sombra más oscura rellena el párpado móvil.

Punto de luz

Con la sombra más clara de toda la paleta ilumina sólo en la parte del hueso de la ceja en la que el pelo cambia de dirección utilizando para ello un pincel fino. Recuerda que se trata de aplicar únicamente un punto de luz preciso, ya que el objetivo no es llevar la atención a los laterales de los ojos, sino más bien todo lo contrario. Finaliza con la sombra intermedia clara para unir el arco marcado con la sombra oscura y el punto de luz de la ceja.

Puedes profundizar la mirada delineando por dentro con un lápiz khôl negro y en la línea inferior de pestañas con la sombra más oscura. Para terminar, añade un extra con un toque de rímel en tus pestañas.

Imagen: Bourjois.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *