Trucos para maquillar los ojos según su forma ocular

Pequeños, saltones, caídos, separados… para corregir la forma de tus ojos y sacar el máximo partido a tu mirada, tomamos nota de los mejores trucos de los make up artists. Eyeliner y sombras se convierten en tus mejores aliados para presumir de ojos esta temporada. ¿Lista para empezar?

Abre tu mirada

Si siempre has deseado tener unos ojos más grandes, ¡ahora es posible! Algo tan sencillo como no maquillar el extremo exterior de cada ojo te garantizará unos ojos más saltones.

Aplica las sombras que siempre utilices por todo el párpado móvil, pero recuerda no hacerlo por la parte más externa. Cuando perfiles tus ojos con eyeliner sigue el mismo truco. Termina con un golpe de rimel, ¡y listo!

Ojos caídos

Si tu mirada ya se ha visto afectada por el paso de la edad, levántala de golpe con un toque de luz: tus mejores aliadas serán las sombras con partículas nacaradas.

Consigue un extra de luminosidad aplicando el tono más claro por todo el párpado móvil, desde la parte externa hasta la zona del lagrimal. Después, aplica el tono medio en la parte externa en dirección ascendente hacia la ceja. Con el tono más oscuro, rodea el arco ciliar.

 

Ojos más separados

Si quieres que tus ojos no se vean tan juntos, trabaja la zona del lagrimal. Para ello, aplica la sombra más clara por todo el párpado móvil, incluido el arco ciliar. De igual forma, utilízala a ras de las pestañas inferiores. El truco está en difuminarla muy bien en el hueco que hay entre cada ojo y el puente de la nariz.

Con el tono medio, traza una línea desde la parte exterior del ojo hasta el centro, de modo que se difumine con la sombra aplicada anteriormente. Para terminar, sólo debes difuminar la sombra más oscura en la parte exterior del ojo, tanto a ras de pestañas superiores como inferiores.

Ojos rasgados

Los smokey eyes están a la orden del día. Para conseguir más luminosidad en nuestra mirada rasgada sólo tienes que aplicar la sombra más clara desde el extremo exterior hasta la parte interna de cada ojo, a ras de las pestañas superiores.

Consigue el degradado perfecto, utilizando un tono medio de sombra desde la parte exterior hacia el centro del ojo, difuminando bien para que se unan los dos colores. Para una mirada de película, aplica una sombra más oscura que las anteriores justo en el extremo exterior y difumínala hacia arriba. Por supuesto, no olvides tu máscara de pestañas.

Imágenes: Max Factor.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *