Ojeras: cómo combatirlas de forma natural

Las ojeras son aquellas molestas marcas que se sitúan debajo de vuestros ojos y os dan una apariencia bastante anti-estética, haciéndonos parecer cansadas y obligándonos muchas veces a cubrirlas con el – que seguramente consideráis milagroso-  corrector de ojeras. Sin embargo, como veréis, el maquillaje no es vuestra única salvación, ya que también podéis optar por opciones menos costosas que a la larga os ayudarán a que las tan odiadas ojeras disminuyan considerablemente. Coged papel y lápiz y apuntad las siguientes recomendaciones.

 

corrector_ojeras

Una mascarilla de pepino y limón es la primera opción que os sugerimos. El pepino tiene propiedades astringentes y refrescantes, que junto con la capacidad del limón de aclarar la piel –gracias al ácido cítrico- os darán resultado en menos tiempo.

Para ello necesitaréis medio pepino, alrededor de seis gotas de limón y un algodón. Lo que haréis será extraer el zumo del pepino y luego mezclar el mismo con las gotas de zumo de limón. Acto seguido, lo aplicaréis en la zona del contorno de ojos, dejaréis que actúe unos 15 minutos y luego enjuagaréis con abundante agua.

Es recomendable que realicéis esto por la noche antes de dormir, ya que si os exponéis al sol inmediatamente después de haber realizado este tratamiento, vuestra piel puede contraer manchas.

La manzanilla también puede ser de utilidad. Este tip combina el poder anti-inflamatorio de la manzanilla con la hidratación y capacidad aclarante del yogur. Con té de manzanilla y media taza de yogur natural podréis preparar esta crema que contribuirá a reducir vuestras ojeras y posibles bolsas. Aplicad la preparación, dejadla actuar 10 minutos, enjuagad con agua fría y ¡voilá!

té_manzanilla

Por último, otra posible alternativa es algo tan simple y cotidiano como la leche. Esta es nutritiva, suaviza la piel y además la aclara. Solo debéis embeber un algodón con un poco de leche fría, colocarlo en la zona afectada y dejarlo actuar aproximadamente 10 minutos. Poniendo en práctica estos consejos veréis que al cabo de unas semanas las ojeras que os han atormentado disminuirán y vuestro rostro recobrará aquella frescura y vitalidad que echáis de menos.

Imágenes: Vix

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *