Mitos sobre tomar el sol que pueden perjudicarte, ¡evítalos!

Cuando llega el verano, todo el mundo se vuelve loco por el sol, por ir a la playa y estar moreno. Tener el cuerpo bronceado mejora el estado de ánimo, uno se siente más joven y más atractivo. Per hay que hablar de todos los mitos que a lo largo de los años se han acumulado en torno al tema de tomar el sol, ya que al final, es nuestra piel y nuestra salud las que pagan las consecuencias. Lee los mitos que te perjudican e intenta no cometer estos errores cuando vas a tomar el sol.

gigi_hadid-620x413

1. Tomar mucha zanahoria ayuda a estar más bronceado. 

Este es uno de los mitos más populares. Un reciente estudio demuestra que la zanahoria no acelera la producción de melanina. Las zanahorias poseen un alto contenido en betacarotenos, que si excedemos, pueden provocar una piel de color más anaranjado. En resumen, que vas a estar más naranja pero no más bronceada. Y eso no significa que puedas dejar de ponerte crema.

2 Tomar el sol ayuda a perder peso. 

Los rumores dicen que si estas al sol aumenta la temperatura y, por tanto, el cuerpo quema grasa más rápidamente. Pensar esto es otra locura. Tumbada al sol sólo sudarás mucho, pero lo único que perderás son líquidos y electrolitos. En resumen, en épocas de altas temperaturas lo más importante es beber líquidos en abundancia.

3. Bajo el parasol no hace falta la protección solar. 

No es cierto, por esta mentira la piel puede pagar un precio muy alto. Según diversos estudios, un 34 % de la radiación UV puede pasar a través de la sombrilla de playa o una tienda de campaña si está en la montaña. Siempre hay que filtros UV.

6a00e54ef964538834014e89bf9da4970d-800wi-620x413

4. El bronceado actúa como tratamiento contra el acné.

Justo lo contrario. Los dermatólogos advierten que el sol no se recomienda en pieles grasas con tendencia al acné. La combinación de aire seco, el viento y el sol puede ayudar a secar algunos puntos, pero la verdad es que perjudica más que ayuda, sobretodo a acentuar las marcas. 

5. En los días nublados no hace falta la protección solar. 

Este punto de vista está lejos de la verdad. A través de las nubes también puedes quemarte la piel: Los rayos UVA y UVB afectan al largo del año, incluso a pesar de la falta de sol. Los dermatólogos recomiendan un uso de filtro solar de mínimo 30.

SUITEBLANCO_SUMMER-2405-C_MED-620x413

Como ves, el sol es bueno, mejora nuestro estado de ánimo, nos da mas alegría y nos da energía, pero hay que tomarlo con conciencia y no en mucha cantidad. Más vale prevenir que curar. 

Imagenes: noticiaactual.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *