Miel y aceite de oliva para nutrir el cabello

Siempre es bueno conocer tratamientos naturales para tratar y potenciar nuestra belleza: sea para la piel o el cabello, las mascarillas siguen a la orden del día. En esta ocasión, te contamos cómo hacer una mascarilla capilar de miel y aceite de oliva, que dejará tu cabellera más suave, hidratada y con brillo.

Se trata de dos ingredientes muy empleados en cosmética, y con múltiples beneficios para el cabello: aportarán hidratación, nutrientes esenciales y un plus de belleza a tu cabellera, dejándola más dócil y atractiva.

¿Qué necesitas?

  • Dos cucharadas de miel (si es orgánica mucho mejor).
  • Dos cucharadas de aceite de oliva (virgen o extra virgen).
  • Un gorro de ducha o una bolsa de plástico.

miel

Preparación

Coloca la miel y el aceite de oliva en un recipiente limpio y seco. Remueve bien ambos ingredientes con la ayuda de una cuchara, hasta obtener una mezcla homogénea.

Una vez la mascarilla esté lista, extiende con cuidado por toda la cabellera, mientras realizas un suave masaje circular con las yemas de los dedos. Si tienes cabello graso, aplica solo desde el medio hacia las puntas, así evitarás que el cuero cabelludo se engrase más.

Cubre entonces la cabeza con un gorro de ducha o bien una bolsa plástica y deja que la mascarilla penetre y actúe bien al menos quince minutos.

Transcurrido este tiempo, retira el gorro o bolsa, y aclara el cabello con abundante agua templada. Lava luego como lo haces habitualmente, con los productos de siempre.

El consejo es llevar a cabo este tratamiento capilar natural al menos una vez por semana, para mantener el cabello más hidratado y bonito.

Recuerda, además: cepillar tu cabello a diario, evitar tenerlo recogido mucho tiempo, procurar secarlo al aire libre y reducir el uso de planchitas y de tintes, para mantenerlo más sano y vital.

Imágenes: food52.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *