Microinjerto de cejas: ¿Qué es y cómo se hace?

 

Qué es el microinjerto de cejas y cómo se lleva a cabo 

 

Una de las partes del cuerpo que más cambios ha sufrido a lo largo de la historia, en función de las tendencias de la moda imperante en cada época, han sido las cejas.

 

Las cejas han pasado de ser abundantes, a ser sometidas a depilaciones extremas, para volver a marcarse con rellenos con lápiz o tatuajes, según los cánones estilísticos del momento, y desde hace unos años, las mujeres han elegido dejarse las cejas al natural o maquillárselas aún más gruesas.

Ya es normal encontrar en cualquier tienda de cosméticos, sets de belleza para cejas, para fingir tener más pelo, pero sin duda, la opción más natural son los microinjertos.

 

Hay que tener una especial consideración en el trasplante de cejas, ya que en muchas ocasiones la alopecia en cejas es indicativo de enfermedades de la piel, que contraindican el trasplante.

Estamos hablando concretamente de la alopecia frontal fibrosante que afecta especialmente a esta zona.

 

 

 

La valoración de estos casos requiere un estudio fotográfico específico, no tan solo valoración de las cejas a implantar, sino también una visión clara de la zona frontal y patillas.

 

El microinjerto de cejas tiene unas consideraciones especiales, ya que la extracción de cabello para implantar se realiza de una zona que tiene un crecimiento en longitud de pelo mayor que el que hay en las cejas. Si bien es cierto que el pelo trasplantado en esa zona, acabará creciendo de forma normal, este proceso puede tardar años.

Esto significa que, el crecimiento de las cejas trasplantadas, requerirá recortar periódicamente el pelo de esta zona para un resultado estético correcto.

 

El microinjerto de cejas se puede realizar con técnica FUSS y FUE sin embargo hay que tener en cuenta ciertas consideraciones:

  • En mujeres, la dirección del pelo en las cejas es especialmente importante para que el resultado estético sea óptimo. Para conseguir el mejor resultado en estos casos, se aconseja un trasplante mediante técnica FUSS con pelo largo, que nos permitirá ver la dirección de implantación de los folículos.

La tira en estos casos nunca supera los 7-8 cm de largo.

  • En hombres, es natural que las cejas sean más pobladas y con una dirección algo más caótica que en mujeres. Por eso en hombres se puede realizar tanto con técnica FUE como FUSS.

 

 

 

En este tipo de tratamientos, el médico elige cuero cabelludo que se asemeja en estructura, finura y arco a la ceja original del paciente. Cada vello se aísla con el máximo cuidado y se vuelve a implantar en el ángulo correcto.

El médico puede reconstruir una ceja completa o parcial con un resultado estético parcial.

Dado que el microinjerto de cejas se realiza en una zona muy visible y requiere una densidad adecuada, no es extraño que haya que realizar 2 sesiones para conseguir un resultado estético óptimo.

 

Todas las cirugías están realizadas en centros sanitarios autorizados.

 

Artículo redactado por Clínicas Dorsia 

 

 

 

Imágenes: Pinterest 

 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *