Masaje con piedras calientes, ¡descubre sus beneficios!

Existen terapias y tratamientos que tenemos muchas ganas de probar, ya que parecen estupendos, no solo para nuestra belleza sino también para nuestro bienestar. El masaje con piedras calientes es uno de ellos, y es una técnica utilizada desde hace milenios. Consiste en usar piedras de origen volcánico con propiedades minerales que se aplican sobre el cuerpo tras haberlas calentado, combinándolas con el masaje terapéutico tradicional.

Los beneficios de este masaje son múltiples. La sensación de bienestar y la relajación son su beneficio más inmediato. Aunque no tengamos ningún problema, esto nos ayudará a sentirnos mucho mejor, con el cuerpo descansado y renovado para continuar con las jornadas de trabajo.

Si estás muy estrasada, es un tratamiento perfecto. El masaje reduce el estrés, mejorando también tu sistema inmunitario y nervioso. Las consecuencias del estrés son diferentes en cada persona, pero van desde problemas de la piel a recaídas en enfermedades, por lo que una terapia como esta, que cuesta poco y no tiene efectos secundarios es perfecta.

Por otro lado, este masaje reduce dolores crónicos, como los de huesos y músculos. También es un buen remedio para los dolores menstruales. El calor ayuda a relajar los músculos y a aliviar estos dolores, y la sensación de bienestar también ayuda, ya que hace que liberemos endorfinas.

Los efectos estéticos también son muy interesantes. Con este masaje de piedras calientes puedes mejorar la circulación, ayudar al drenaje y a la eliminación de toxinas. Al oxigenar la piel y mejorar la circulación, conseguirás un aspecto mucho más liso y terso en la piel, combatiendo la odiada celulitis.

Imagen: Masajes Donostia

Autor: Susana Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *