Maquillaje para una comida de trabajo

Si hay algo que a todas Nosotras nos preocupa a la hora de acudir a una comida, cita o evento de trabajo, es dar buena imagen. Una vez que esto está conseguido, el resto depende mucho menos de lo que queramos conseguir. Aunque el estilismo es, desde luego, muy importante a la hora de saber cómo establecer el look que vamos a llevar, buena parte de la relevancia se la lleva, por supuesto, nuestro rostro. Es por ello que debemos tener claro, y muy en cuenta, todo lo que tiene que ver con los cosméticos que utilizaremos en ese instante. Lo más importante es que debemos tener un aspecto bueno, pero sin pasarnos ni llamar demasiado la atención, recordemos que no se trata de una fiesta de fin de año.

Por ello, aunque pueda ir con nuestra personalidad y desde luego con nuestro estilo, sería recomendable no abusar demasiado de la pintura. Es decir, aunque nos apasionen los pintalabios en colores intensos, tal vez no sea lo más indicado para esta ocasión. Por eso, es el momento de dejar los labiales rojos o burdeos a un lado, así como los fucsias, y apostar por la gama de los tierra y todo lo que tenga que ver con los beiges y nudes.

Para los ojos, más de lo mismo. Tal vez no sea el mejor momento para apostar por tu mejor eyeliner o aquella máscara de pestañas que hace que tus ojos estén de lo más rasgados y salvajes. Aunque no renunciemos al rímel, es mejor que pensemos en darle unos pequeños toques suaves, y adornemos el resto del ojo con una pequeña dosis de lápiz de ojos. Si te apetece utilizar sombra, mejor aquellas que sean discretas. No olvides enmarcar tu rostro con una brocha y tu colorete melocotón. ¡Y da tu mejor cara!

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *