Cómo maquillarse para disimular el rostro cansado

El estrés, la falta de sueño, la acumulación de trabajo… todo ello pasa factura en nuestro rostro provocando ojeras, imperfecciones y un cutis más apagado. Por suerte, tenemos las herramientas perfectas para ayudarnos a disimularlo y estrenar rostro nuevo a la mañana siguiente. ¿Lista para lucir tu mejor cara?

Utilizar maquillajes compactos y cubrientes no nos garantiza que todas nuestras imperfecciones y rojeces queden completamente camufladas. Además de la base de color, es importante aplicar antes una serie de productos que traten la zona específica y nos ayuden a lucir un rostro descansado y sano.

Pasos previos

Lo primero y fundamental es lavar bien nuestro rostro con agua y jabón y aplicar después nuestra crema habitual. Para empezar, ten a mano un buen corrector y aplícalo en la zona de la ojera. Difumínalo en forma de pequeños toquecitos y, posteriormente, ayúdate de un pincel realizando siempre movimientos circulares.

Camufladas por fin nuestras temidas ojeras, utilizaremos una base alisadora o prebase para ayudarnos a matificar la base de maquillaje que utilicemos a continuación. Aplica una nuez en frente, nariz, barbilla y mejillas. Extiende el producto mediante pequeños toques con los dedos y difumínala por todo el rostro muy suavemente. Nos ayudará, además, a corregir imperfecciones y unificar el tono de nuestra piel.

La base de maquillaje

Ahora sí, nuestro cutis ya está listo para aplicar el maquillaje. Recuerda hacerlo siempre desde la nariz hacia el exterior del rostro. Extiende la base hacia abajo para evitar los cortes del antiestético efecto máscara. En el caso de la frente, extiende el producto hacia arriba para que no queden cortes en la zona del nacimiento capilar. No olvides aplicarlo también en los párpados para que el maquillaje de los ojos se mantenga intacto por más tiempo.

Para matizar el rostro, utiliza polvos compactos para evitar la aparición de brillos indeseados en la zona T. Aplícalos con la ayuda de una brocha sobre la frente, nariz, mentón y mejillas.

¡Listo! Nuestro rostro ya está preparado para lucir radiante y natural. Si nos has pegado ojo en toda la noche, ¡tranquila, con este maquillaje nadie lo notará!

 

Imagen: Max Factor, Sephora

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *