Maneras de sacar partido a tu iluminador

¡Ay, el iluminador! Cuánto tiempo hemos vivido sin él en nuestro neceser de maquillaje y cuánto lo echamos de menos ahora cuando se nos olvida algún día.

Es, sin duda, uno de los cosméticos más imprescindibles a la hora de crear un beauty look y lo mejor de todo es que tiene múltiples posibilidades para estar estupendas en temas de belleza. No sólo podemos aplicarlo en la zona de los pómulos, tiene muchos más usos que podemos aprender en un momento dado. Estas son las mejores maneras de sacar partido a tu iluminador.

 

 

  • Mejillas. Es obvio, pero no podemos dejar de comentarlo. Un buen iluminador se maquilla en forma de ‘C’ en la parte alta de las mejillas, para coronar los pómulos. Puedes difuminarlo con las yemas de los dedos o hacerlo con una brocha especial para que se vea el destello cuando estés de frente y, sobretodo, de perfil.
  • Arco de las cejas. Fundamental para sacar partido al producto y también a tu propio brillo. Con la pintura que te haya sobrado de la zona de los pómulos, mancha las yemas de tus dedos índice y pásalos por el arco de las cejas. De este modo tendrán un pequeño destello y la mirada se verá más grande y abierta.
  • Nariz. Puedes usar el iluminador de dos maneras, en el hueso de la nariz creando una línea perfecta y recta, tanto como lo sea tu propia nariz, o simplemente en la punta para que luzca y la cara se vea resplandeciente.
  • Labios. Fundamental para que el iluminador sea el producto estrella. Aplícalo sin miedo en la parte alta de la boca, de forma más concreta en la comisura de los labios para que luzcan del todo.
  • Barbilla. Es otra de las zonas donde puedes darle un toque de luz al rostro gracias al iluminador.

¡A brillar!

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *