Los secretos de tu cabello ¡Derribamos mitos!

Son muchas las cosas que oímos a diario acerca de nuestro cabello. Algunas son mitos que nos creemos sin razón, y otras, son verdades a las que no damos la importancia suficiente. Sigue leyendo y descubre aquellas cosas que desconocías sobre tu cabello.

Especialmente en verano, el sol aclara nuestro cabello. Esos reflejos rubios tan favorecedores para todas impiden visualizar el daño causado por los rayos UV. Como consecuencia del impacto continuo del sol, nuestro pelo se vuelve más frágil y quebradizo, ya que los rayos de sol rompen las cadenas de la queratina. Para evitarlo, debes utilizar un protector capilar en los días más soleados o proteger tu pelo cuando vayas a tomar el sol.

El pelo no se cae porque lo lavemos a diario

¡Cuántas veces hemos escuchado que lavarse el pelo todos los días provoca su caída! Este es un falso mito al que no debemos hacer caso. Aunque pueda dar esa impresión, lo que ocurre realmente es que a causa del roce y el arrastre del agua, se caen aquellos cabellos que ya estaban a punto de desprenderse y que se habrían caído al peinarse posteriormente.

Cortarnos el pelo con frecuencia no favorece su crecimiento y fortaleza

Muchos peluqueros nos hacen creer que cortarnos las puntas cada mes contribuye a que nuestro pelo crezca más rápido y más fuerte. ¡Falso! La velocidad de crecimiento del pelo está condicionada únicamente por nuestros genes. Por tanto, la parte visible del cabello no se modifica al cortarlo.

El grosor del cabello es una característica propia de cada persona. Nuestro pelo es más fino si tenemos los bulbos pequeños, y más grueso si tenemos los bulbos grandes. Lo que ocurre al cortar el pelo es que se eliminan las puntas, pero no los bulbos. Al eliminar las puntas más finas que estaban desgastadas, el cabello recién cortado parecerá más grueso al tacto.

El agua muy caliente perjudica el pelo

Si nos lavamos la cabeza con agua muy caliente, nuestro cuero cabelludo se irritará, ya que los lípidos que protegen las cutículas capilares se disuelven. Como consecuencia, nuestro pelo pierde brillo y se vuelve más seco. Por eso, es mejor lavarlo con agua tibia o fresca, porque además contribuye a la microcirculación en el cabello, aportándole así, más brillo y vida.

Arrancar una cana no provoca que salgan más

Muchas veces hemos escuchado que si nos arrancamos una cana, nos saldrán más. Esto es absolutamente falso. ¿Por qué? Cada folículo fabrica el cabello de forma independiente a los folículos de al lado. Por tanto, cuando arrancamos una cana no afecta al comportamiento del resto de folículos de nuestro cabello. Las canas sólo aumentan como consecuencia del proceso de envejecimiento.

Imagen: L’Oréal.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

3 Comentarios

  1. Mi pelo se cae ya no se q producto usar, q me aconsejan por fa

  2. Me gustaron sus tips y los mitos que tenìa quedaron disipados.
    Este tipo de cosas es bueno saberlas.

    Gracias!

  3. Que todavía se siga creyendo en lo de las canas es tremendo, no os parece? jaja

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *