Los grandes mitos de la cirugía estética

Dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española que un mito es una persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen. Pues bien, yo me encuentro en disposición de afirmar que ejerzo una especialidad médica mítica.

Sí, si se trata de atribuirle aspectos y realidades que le son ajenos, la cirugía estética se lleva la palma. Ha ocurrido siempre y ocurrirá por su capacidad para transformar al ser humano, al menos en su apariencia externa.

Poco a poco, la realidad se abre paso entre la fantasía, pero todavía queda camino. A veces, las ultra rápidas y asombrosas transformaciones de las estrellas norteamericanas contribuyen a sembrar el desconcierto y a crear falsas expectativas y mitos. Pero,-como digo- cada vez nuestro sector es comprendido por la opinión pública en su capacidad de sanar a las personas.

No obstante y por si quedan dudas, enumero algunos “falsos mitos” que todavía continúan vigentes, esperando aportar mi ‘granito’ de arena para que cada vez sean menos.

  • Si me aumento el pecho mediante prótesis no podré dar de mamar a mi bebé. Por supuesto que es falso. Ahora bien, las prótesis deben colocarse detrás del músculo, para evitar cualquier contacto con las glándulas mamarias. De esta manera, la lactancia se desarrollará con total normalidad, ya que estos elementos externos ni siquiera rozan las zona afectada.
  • Las prótesis explotan en los aviones.Este mito está desmentido hasta la saciedad, pero por si acaso alguien sigue haciéndolo circular, es mi obligación decir, una vez más, que las prótesis no explotan. Pueden, muy remotamente, estropearse, fracturarse, pero hoy día podemos decir que los implantes nacen sin fecha de caducidad. En algunos casos, no hay que cambiarlos nunca.
  • Los implantes dificultan la detección del cáncer de mama: No, nunca, si están puestos detrás del músculo, como os he explicado antes. Ojo con las ofertas low cost, que para reducir tiempo y esfuerzo los colocan encima y ahí si podrían producirse problemas.
  • Las prótesis me pueden dar alergia: Jamás. La silicona no produce alergias, por eso es el material sanitario por excelencia.
  • Si me extraigo una costilla, reduciré mi cintura y el contorno corporal: No es una opción. Nos encontramos ante otro mito. Las costillas no ensanchan la cintura. Para lograr este efecto se acostumbra a quitar una fracción de grasa y piel de la parte inferior del ombligo con el fin de crear una figura más delgada, pero nunca se extirpan las costillas.
  • Es necesario repetir la liposucción cada año, porque sus resultados “caducan” a los doce meses: La liposucción no es un método de adelgazamiento, si no una operación que remodela la silueta de su cuerpo y cuyos resultados son permanentes. Que no volvamos a recuperar la grasa perdida no depende de la técnica, sino de nuestra dieta y del ejercicio que realicemos.
  • Las cicatrices de la cirugía desaparecen con el tiempo: No, no hay milagros en este sentido. La cirugía en sí siempre deja una cicatriz. Lo que sucede es que se intenta esconder de la mejor forma (por ejemplo, en pliegues y surcos de la piel). La condición última de la cicatriz dependerá de la piel del paciente, su tamaño, y que sean más o menos visibles , de la capacidad del paciente para cicatrizar y de los cuidados a los que se haya sometido nada más acabar la intervención.
  • Y, por último, y, por supuesto, la cirugía nos hace más felices. Digamos que es como el dinero: ayuda, pero no da la felicidad. Si tras una intervención , el paciente se siente mejor en su piel, habrá merecido la pena.

Moisés Martín AnayaMoisés Martín Anaya es cirujano plástico y estético. Licenciado y Doctor Cum Laude por la Universidad de Salamanca, dirige la Clínica Moisés Martín Anaya y ejerce como especialista en el Hospital Virgen de la Paloma, en Madrid.

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Moisés Martín Anaya

mranya!7845

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *