Mascarilla de arcilla verde ¡Conoce sus beneficios!

La arcilla verde es uno de los tratamientos que podemos realizar cómodamente en casa; y que mejores y más rápidos resultados nos proporciona. Rica en oligoelementos y sales minerales si se aplica regularmente se obtienen grandes beneficios. ¡Descubre cómo preparar la tuya!

Se utiliza para limpiar en profundidad las impurezas de la piel, pues absorbe la grasa de nuestros poros y a la vez aporta elasticidad. Es el mejor método para olvidarse de los puntos negros. Pero también tiene otras aplicaciones curativas, como por ejemplo, para el tratamiento de esguinces o torceduras, ya que consigue reducir la hinchazón y el dolor.

Su preparación es muy sencilla, en un bol (que no sea de metal) mezcla agua y arcilla poco a poco hasta que obtengas una pasta y remueve para disolver los grumos. Después aplícala de forma homogénea sobre la piel lavada y seca con la ayuda de un pincel y déjala actuar durante al menos 20 minutos.

Conforme se vaya secando verás cómo no puedes mover la cara, aprovecha este tiempo para relajarte. Para retirarla basta con que te aclares con agua tibia y por último aplícate tu hidratante habitual.

Si ves que te reseca demasiado la piel la próxima vez añade unas gotas de miel o de tu aceite preferido (almendras, árbol de té, etc). Conseguirás una piel limpia, clara y más tersa.

Imagen: blog.daum.net.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *