Los beneficios del aceite de almendras dulces

De todos es sabido que las almendras son una importante fuente de minerales, proteínas y vitaminas A, B, y E, por ello son muy saludables para nuestro organismo. Pero también pueden ayudarnos externamente, a través del aceite de almendras dulces.

Aplicado tras la ducha o baño ayuda a nuestra piel a calmar los efectos nocivos del sol o las molestias ocasionadas por el afeitado o depilación. Y es un potente hidratante que ayuda a las pieles más castigadas.

También tiene propiedades regeneradoras, ya que ayuda a producir colágeno. Quizás una pega es que cuesta mucho que la piel lo absorba y antes de vestirnos deberemos esperan un tiempo para evitar manchar la ropa.

Pero el truco está en mezclarlo en un bote con el doble de cantidad de gel de baño y aplicarlo bajo la ducha, además esta solución es muy práctica en lugares como gimnasios o para escapadas cortas, pues evitar tener que llevar la hidrante corporal.

Como otras utilidades curiosas podemos mencionar que es un gran desmaquillante, consigue eliminar todo el maquillaje de una forma muy suave; también aplicado por las noches sobre nuestras pestañas ayuda a que estas crezcan más fuertes e incluso a aumentar su número; y es eficaz contra las estrías si lo acompañamos de un masaje para que el producto penetre.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *