Los 10 mitos para conseguir un bronceado más rápido

El verano llegó oficialmente hace unos días, y cómo no, ya queremos tener el bronceado de finales de estación. Lo que más nos suele gustar a las personas es que nos digan «qué morenos estamos» y «qué jóvenes parecemos», ¿no es así?  Quizá por eso nos da igual si vamos a poner o no en peligro nuestra salud, queremos un moreno de escándalo y buscamos trucos y tips para conseguirlo. Lo malo es que muchos de los trucos que nos hablan sobre como conseguir un bronceado más rápido suelen ser falsas verdades que arriesgan nuestra salud y nuestra piel.

Sin título

Si somos de las que buscamos en google «como ponerme morena más rápido» o de las que siguen los consejos locos de sus amigas, conocer los verdaderos y falsos  tips que estabas siguiendo hasta ahora, te ahorrará dolores de cabeza en el futuro y más de una insolación -seguramente-.

Los 10 mitos del bronceado

1. Tomar en sol en el agua, o estando mojada: Es cierto que dentro del agua o mojadas el sol nos incide con más fuerza, sobre todo por el efecto lupa que provoca el mar o las gotas de agua. Pero esto no significa que vayamos a ponernos morenas más rápido, lo único que provoca en la mayoría de los casos son quemaduras por no utilizar foto protección mientras nos estamos bañandolo cual debería ser igual de necesario-. Si queremos un buen bronceado debemos utilizar crema protectora con resistencia al agua.

2. No ponernos crema de sol: Es el clásico error, sobre todo en las primeras exposiciones. Nos queremos broncear tan rápido que pensamos que sin protegernos el sol nos dará más fuerte y, aunque nos quememos, creemos que luego pasaremos a estar morenas y nada que ver. Los foto protectores no impide que nos bronceemos, lo único que evita son los daños del sol, las quemaduras y el envejecimiento. Nunca debemos exponernos al sol con una protección mínima de 20.

3. Utilizar el factor mínimo: No utilizar protección solar, como utilizar el factor mínimo, al final es igual de perjudicial. Los rayos nocivos del sol van a traspasarnos igual y esto no nos va a broncear, solo va a quemarnos la piel y a provocarnos daños. Hay que protegerse con un 20 o un 30 de factor solar -como mínimo-, y además, asegurarnos de que nuestra crema solar contiene el símbolo de ‘UVA’ con un círculo -que es el sello de la normativa europea para asegurar una protección realmente segura-.

4. Ponernos crema pero muy poca cantidad: Aplicarnos poca crema es quedarnos cortas en la protección corporal y volvemos a quedar más al descubierto. La piel debe tener una generosa capa de protección solar -sobre todo en las zonas más finas y delicadas-. En un adulto, el mínimo de crema debe ser de unos 30 ml y 8 pulverizaciones si se trata de spray.

5. Elegir fotoprotectores con aromas ‘aceleradores’ del bronceado: Son muy comunes los de olor a zanahoria o coco, pero que huelan a éstos productos no acelera nuestro bronceado ni nos protege como es debido. Para que el filtro de protección sea seguro, el envase debe tener un SPF 2 y 8.

6. Comer mucha zanahoria para potenciar el bronceado: Este mito está muy arraigado y se sigue creyendo que esta verdura tiene la propiedad de ponernos morenas, y es totalmente falso. Una cosa es que su alto contenido en betacaroteno -como el tomate, la calabaza, la naranja, etc.-, estimule la producción de melanina, pero es favorable para el envejecimiento, hidratación y textura de nuestra piel, no para ponernos morenas.

7. Protegerse con crema hidratante o aceite: La crema hidratante no es protectora, es solo una crema sin SPF. No se deben utilizar para lo que no son, aunque las cremas de uso diario digan que contengan protección, debe aplicarse un ‘protector solar como tal’ si lo que vamos es a exponernos al sol. En el caso de los aceites -a veces también destinados a la hidratación de la piel-, ponen incluso más en riesgo nuestra salid cutánea y su uso debería reservase única y exclusivamente a la post exposición solar.

8. Exponernos al sol intensivamente: Cada piel tiene un foto tipo distinto y de él dependerá la velocidad con la que consigamos nuestro bronceado. Obviamente, cuanto más exposiciones hagamos al sol, más bronceado iremos cogiendo, pero éstas exposiciones no suelen ser saludables. Lo más sano seria hacer primeras exposiciones de 15 minutos e ir subiendo de 10 en 10.

9. Untarse Coca-Cola, cerveza o betadine para broncearte más rápido: Es totalmente falso y peligroso. Está muy mitificado pero de ninguna manera estos productos nos pueden poner más morenas. Es una locura peligrosa que lo que sí provoca son serias quemaduras.

10. Tomar el sol de 12h. a 16h: Tomar el sol durante las peores horas del día no nos broncea más rápido, de nuevo: nos quema más rápido. A estas horas, los rayos de sol indicen de manera perpendicular y son más perjudiciales. A otras horas, aunque no lo creamos, nos podemos broncear igual o mejor.

Quedan al descubierto los falsos mitos acerca de nuestro bronceado. Ya sabes, lo que sube rápido baja rápido -que se suele decir-. Mejor ir poco a poco en nuestro bronceado, de una manera segura y sana, y seguro que no tardamos en ver resultados bonitos y envidiables.

Imágenes: glamour.es, mujerbella.net, bezzia.com

 

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. ¡Muy buenos consejos Elena! Los foto-protectores evitan el daño producido por las radiaciones solares, deben aplicarse generosamente un mínimo de 30 minutos antes de exponerse al sol y renovar cada 2-3 horas. Yo siempre aconsejo tomar además una cápsulas de beta-caroteno con vitamina E para preparar la piel desde dentro, ayudan a proteger del estrés oxidativo producido por el sol y además contribuyen a conseguir un tono bronceado más bonito y duradero. Al tratarse de dos sustancias liposolubles buscaremos aquellos productos en que se encuentren disueltas en aceite para conseguir la máxima absorción y aprovechamiento, y que las cápsulas vayan envasadas en blísteres para una mayor higiene y conservación.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/belleza`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/ in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367