Limpieza facial con agua caliente y aceite vegetal

Para una limpieza facial solo necesitas dos cosas: agua caliente y aceite.  Si estás buscando una forma simple, económica y natural de quitarte el maquillaje, entonces prueba con esta fórmula casera. Es una opción viable para quienes tengan cutis seco o mixto -aunque si es graso, también podrás probarlo- y libre de tóxicos o sustancias químicas. Solo necesitarás un aceite vegetal de calidad, agua caliente y un par de toallas pequeñas limpias.

Es una alternativa natural que además de servirte de desmaquillante, hidratará y cuidará tu cutis. También podrás recurrir a ella si no te maquillas, ya que podrás limpiar la piel del rostro de las células muertas y demás impurezas, ayudando a la regeneración de tu piel.

¿Qué necesitas?

  • Un aceite vegetal de buena calidad, adecuado para tu tipo de piel.
  • Un par de toallas pequeñas.
  • Agua caliente.

piel

La combinación de agua caliente y aceite es la que permite limpiar el cutis en profundidad y quitar cualquier resto de maquillaje, ya que se requiere de humedad y de una base grasa. El aceite, además, hidratará la piel.

Si tienes piel seca, quizá te convenga probar con aceite de oliva, aceite de almendra, de aguacate o de sésamo, si ya tu cutis es mixto, entonces utiliza con aceite de ricino, de jojoba, de coco o de germen de trigo, en caso de piel grasa, de ricino, de coco o de jojoba, serán los más adecuados. Para pieles maduras, de oliva, de rosa mosqueta o de aguacate, para pieles sensibles, mejor usa de jojoba o de rosa mosqueta.

Paso a paso

  • No olvides que sí o sí debes desmaquillarte por las noches, antes de acostarte, para ir a la cama con el cutis fresco y libre de impurezas.
  • Sobre la piel seca, aplica el aceite elegido sobre el rostro, esparciéndolo por toda la superficie con suaves masajes. Deja actuar entre 2 a 10 minutos.

Humedece la toalla con agua caliente, escurre y retira con ella el aceite del rostro. Lo usarás mientras esté caliente para que ayude a abrir y limpiar bien los poros. De ser necesario, repite un par de veces.

Podrás notar que queda una fina capa de aceite en la piel, pero en ningún caso grasa, sino que será ideal para hidratarla.

Imágenes: facilisimo.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *