Las 5 rutinas faciales de Claudia di Paolo

Desde que Claudia di Paolo inaugurara en el Barrio de Salamanca de Madrid su ‘Beauty House, esta facialista de éxito se ha convertido en un icono del ‘beauty hunter’. Experta en los tratamientos faciales, logra recopilar la mejor cosmética y tips de belleza que se encuentran en los 5 continentes. Sus propios rituales de belleza pasan desde la imprescindible y obvia limpieza facial– que considera el efecto base para que el resto de tratamientos funcionen-, hasta exfoliaciones una vez por semana, o las mascarillas faciales.

productos_faciales

Los rituales de belleza de Claudia di Paolo son la tradición y la herencia de sus viajes. Para la facialista, Estos básicos para su rostro, solo los aplica con la mejor y más exquisita colección de productos pero prestando atención siempre a ciertos gestos que tener en cuenta si se quieren ver resultados realmente satisfactorios. Sus rituales cotidianos beben de la inspiración que le han aportado sus viajes y como experta refutada hemos querido clasificar estas 5 rutinas faciales que la misma Claudia di Paolo aplica y recomienda:

1. Realizarse un auto masaje facial Japonés

“Una vez a la semana y con maniobras japonesas para trabajar la piel de mi rostro hasta llegar a las capas más profundas”. Esto es lo que hace Claudia di Paolo y, a demás, es lo que nos recomienda si lo que buscamos es ayudar al cutis a mantenerse terso y en forma. A demás, también ayuda a que el resto de tratamientos lleguen de una manera más profunda a la piel.

2. Hazte una triple limpieza Japonesa

Empieza aplicando una leche para limpiar el rostro y después aclarar con un espumoso gel para eliminar los restos. Una vez limpiamos la cara, solo hay que aplicar la hidratante. Esto ayudará al rostro a adherir el resto de productos. Es necesario hacer el ritual mañana y noche.

3. Movimientos ascendentes para aplicar los productos

No se suele tener en cuenta la forma en la que nos aplicamos los productos, nos los ponemos y ya. Pero Claudia di Paolo asegura que hacerlo de forma ascendente eleva nuestros músculos y es una manera de hacerle un ‘ejercicio facial’ que procurara mantener tersa la cara.

4. El escote también forma parte del rostro

Otro gran olvidado es el escote. Solo nos preocupamos por los cuidados faciales – hasta la barbilla- pero el escote deberíamos considerarlo como parte de nuestro rostro. Aplicar las mismas mascarillas, exfoliantes y cremas faciales en esta zona, harán que consigamos un resultado completo.

5. Conserva los productos en el frigorífico

El frío siempre es mejor vasoconstrictor y reafirmante que existe y si dejamos que nuestras cremas se conserven a baja temperatura, acentuaremos todos los efectos de nuestro tratamiento.

Imágenes: empatiahb.com, mejorconsalud.com

 

 

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *