La nueva revolución: botox ¡sin pinchazos!

Por increíble que pueda parecerte, has leído bien. Ya no tendrás que recurrir a las dolorosas agujas para rellenar arrugas y líneas de expresión. La nueva versión del botox en gel está en su última fase de estudio en Estados Unidos, donde en unos pocos meses se pondrá a la venta. A continuación te descubrimos todos los secretos de esta gran revolución estética.

No es ciencia ficción y no nos lo hemos inventado. El botox sin pinchazos está más cerca de lo que imaginamos. Este verano ya se podrá utilizar en Estados Unidos. Sin embargo, a España no llegará hasta mediados del 2014. Mientras tanto, te desvelamos todos los detalles para que lo conozcas más de cerca.

En qué consiste

Ya no tendremos que pasar un mal rato con las agujas, porque el botox en gel contiene la misma fórmula y el mismo principio activo que se utiliza en las inyecciones de este producto. Las arrugas y líneas de expresión se disimularán eficazmente con este gel de aplicación tópica que sólo puede ser utilizado por dermatólogos y médicos estéticos.

Sin pasar un mal rato, este gel consigue llegar hasta las capas más internas de la piel y lograr los mismos efectos que con las inyecciones de botox. Tras media hora de actuación y sin nada de dolor, esta nueva revolución estética nos garantiza los mejores resultados, ya que en sólo dos o tres días después, sus efectos se hacen visibles.

Diferencias

Por supuesto, la característica más importante que lo diferencia del botox tradicional es la ausencia de dolor y posibles molestias que causan las agujas: enrojecimiento, hematomas, pinchazos en la piel… Pero, además, otra de las novedades que presenta es la naturalidad de los resultados obtenidos, ya que se trata de una aplicación mucho más suave.

Por el contrario, la principal desventaja que presenta es la duración de los resultados. Frente a los más de 6 meses de duración de las inyecciones, el botox en gel sólo tiene unos resultados visibles durante los primeros 2 o 3 meses. Además, no es apto para rostros con arrugas muy marcadas, ya que su aplicación no es tan precisa como la de la inyección, capaz de llegar exactamente al músculo que se desea relajar.

Por el momento, toca esperar unos cuantos meses a que este innovador producto llegue a nuestro país. ¿Tendrá el mismo éxito que el botox tradicional? El tiempo lo dirá.

 

Imagen: Offerum

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *