La arcilla y tu pelo, nuevos aliados.

El tratamiento natural con súper poderes. 

Fortalece la melena, aporta brillo, vitalidad, regula la grasa, exfolia el cuero cabelludo… ¡Y más!

 

Estimula el crecimiento, actúa como tónico, aporta aceites minerales, trata problemas de caspa… ¡Cómo puedes ver la lista de beneficios para tu cabello es interminable!

Y su poder reparador incuestionable.

Valeria Costa, experta en recuperación capilar , explica por qué la arcilla es el tratamiento de belleza perfecto para tener un pelo sano y bonito.

Todas las arcillas tienen en común propiedades limpiadoras, antisépticas, bactericidas, cicatrizantes y antiinflamatorias.

 

 

 

 

 

 

Existen muchos tipos y las más utilizadas para el pelo son la arcilla verde, por su función purificante, la arcilla negra, porque fortalece la hebra, y la arcilla blanca, por sus propiedades regeneradoras.

 

Tipos de arcilla 

Arcilla Blanca.

Rica en silicio y aluminio, está indicada para todo tipo de cabello.

Tiene funciones nutritivas, regeneradoras, combate la alopecia y también es un remedio natural contra la dermatitis seborréica y la caspa.

 

Arcilla Verde.

Es absorbente, desintoxicante, remineralizante, revitalizante, regeneradora, antiséptica, bactericida, cicatrizante y exfoliante.

Elimina toxinas e impurezas y promueve la renovación celular.

Se puede aplicar en cabellos normales y en cabellos grasos porque tonifica, limpia y estimula el cuero cabelludo.

 

 

 

 

 

 

Arcilla Azul.

Es un poderoso tratamiento anti caspa natural.

Además, desenreda, revitaliza, suaviza, hidrata intensamente y deja el cabello suave y brillante.

 

Arcilla Roja.

Es perfecta para restaurar la humedad del pelo.

Limpia, elimina las toxinas y deja el cabello suave.

 

Arcilla Negra.

Se usa en casos de cabellos muy, muy grasos, que sufren además caídas.

También activa la circulación y contribuye a la renovación celular.

Tiene efecto cicatrizante, desintoxicante, antiinflamatoria, disminuye la rotura de la hebra y combate la caída del cabello provocada por la edad.

 

Arcilla Gris.

Rica en aluminio y silicio.

Mejora la circulación linfática y sanguínea, y tiene efecto antiinflamatorio y cicatrizante.

Mejora la disminución de caída del pelo.

 

Arcilla Amarilla.

Fortalece el cabello, calma picores, elimina toxinas y oxigena la piel.

Se trata de un tratamiento natural, sin químicos, que puede ser utilizado también en niñas y mujeres embarazadas.

En casos de caspa, seborrea y caída del cabello los resultados de este tratamiento comienzan a notarse a partir de la tercera sesión, dependiendo de cada persona.

 

 

¿Cuál es tu tratamiento de arcilla ideal?

 

 

Imágenes: Aquarela Peluqueros, ecologismo.com

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *