Jabones naturales, lo mejor para nuestra piel

¿Por qué decimos “sí” a los jabones naturales y “no” a los que contienen derivados del petróleo? Esta semana descubriremos el porqué del asunto. Prestad atención.

Los jabones naturales son respetuosos con nuestra piel, con la naturaleza y, por lo tanto, con nuestro planeta. Son nutritivos, hidratantes y emolientes ya que se realizan con aceites ecológicos, mantecas de primera presión y aceites esenciales. Esto hace que proporcionen muchos y grandes beneficios a nuestro organismo al no obstruir los poros de la piel y, además, la limpian en profundidad y nos ayudan a mantener la humedad idónea.

Pero ¿cómo distinguimos un jabón 100% natural de uno que no lo es? El jabón natural está formado por dos tipos de ingredientes: los básicos y los opcionales.

– Ingredientes básicos:

  • Aceites vegetales (oliva, aguacate, girasol, jojoba…) y grasas (manteca de cacao, cera de abejas…).
  • Hidróxido de Sodio que desaparece parte en el proceso de elaboración y, la otra parte, en el proceso del secado del jabón que dura entre 30 y 45 días.
  • Líquidos: agua, infusiones…

– Ingredientes opcionales:

  • Los esenciales aportan valores terapéuticos a nivel cutáneo y olfativo.
  • Otros como la avena, cítricos deshidratados, lavanda en grano…
  • Colorantes naturales como la cúrcuma, el chocolate, ortiga…

Además de estar elaborados con ingredientes naturales, otra de sus mayores virtudes es que poseen el 100% de su glicerina natural. Y os preguntaréis, ¿cómo que tiene glicerina, no es lo normal? Pues en los jabones que no son 100% naturales, NO es lo normal ya que se extrae para su venta por separado.

Otra diferencia es que en un jabón natural nunca encontraréis las palabras: aceite mineral o parafinum que tan comúnmente aparece en las cremas hidratantes y en los aceites hidratantes de bebés. Este aceite mineral o parafinum es un derivado del petróleo que obstruye el poro creando una película que impide la transpiración.

Para las más valientes nuestra receta de hoy va a consistir en realizar un sencillo jabón terapéutico ideal para piel muy sensible. Os animo a realizarlo porque realmente es el primer paso para notar la diferencia entre un jabón convencional y uno totalmente natural.

Ingredientes:

  • 60 gr. de una pastilla de jabón de aceite de oliva 100% natural.
  • 30 ml. de infusión concentrada de malva (la malva la podéis encontrar en herbolarios).
  • 3 gr. de leche entera o si puede ser de cabra.
  • 5gr. de aceite de jojoba de 1ª presión.

Elaboración:

En un recipiente, a poder ser de cristal, echamos la infusión, la leche y rallamos la pastilla de jabón de oliva. Ponemos este recipiente al baño maría y vamos revolviendo hasta que el jabón se disuelva totalmente (veremos que se va como una especie de crema) quitamos del fuego, echamos el aceite de jojoba y integramos bien. Echamos en el molde deseado y tapamos con papel de film (podemos utilizar moldes de silicona que se utilizan en repostería para crear un jabón con una forma decorativa). Dejamos reposar durante 5-7 días y tendremos nuestro maravilloso jabón.

El próximo miércoles nos vemos aquí, en Nosotras.com. Os espero…

Autor: L.J. Lisi

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *