Eyeliner y cómo llevarlo ¡Claves para acertar!

Con permiso del corrector y de la estacional base líquida, el eyeliner es, sin lugar a dudas, la joya de la corona de cualquier kit de maquillaje. Su dosis instantánea de belleza y su capacidad camaleónica para cambiarnos de look le han elevado al más alto puesto de objetos infalibles que no faltan en nuestro bolso. Por eso, ahora queremos rendirle homenaje repasando las nuevas formas de llevarlo que nos han propuesto desde los fashion shows de todo el mundo.

Felinas, orientales, con aires ingenuos y melancólicos a lo Twiggy… Ni con todas las fiestas de estas Navidades vamos a poder probar todas las propuestas que tenemos en clave de eyeliner. Por eso, si también sois víctimas de este pequeña droga, armaos de un boli y libreta (y mucha atención) porque nos espera un buen entrenamiento de belleza.

Para las amantes de la cultura oriental, tenemos buenas noticias. Y es que se avecina un tsunami de formas y colores inspiradas en el país del sol naciente y la tradición china. Su portavoz en pasarelas es Anna Sui, que escogió un delicioso azul navy para las líneas.

¿Las claves para conseguirlo? Además del correcto color (recomendamos el Navy Kohl -HiP Studios Secret de L’Oréal-), deberás iniciar el trazo desde la parte más interior del parpádo, continuándolo con el mismo grosor y acabándolo con una tendencia ligeramente ascendente hasta un poco más allá de su extremo, creando una punta marcada. (Y las más atrevidas, que no se olviden del punto final.)

Eyeliner en clave oriental, de la mano de Anna Sui

Lanvin, en cambio, nos traslada desde los mares asiáticos hasta su fauna más peligrosa. Una propuesta a caballo entre los tigres de Bengala y la mujer más naïf, renovada gracias a un toque intermitente en la parte inferior del ojo.

¿Cómo conseguirlo? Para este look, son fundamentales eyeliners de precisión e intensidad. Por eso, te recomendamos el ARTLINER Precision Point de Lancôme y el Style Liner Black nº094 de Dior. El procedimiento a seguir es similar al de antes, aunque diferenciándose en la forma del trazo. Ahora, éste es más delgado en sus inicios y más ancho en su final, con una punta más larga y elevada.

La propuesta de Lanvin, entre romántica y felina. Para conseguirla, recomendamos ARTLINER Precision Point de Lancôme y el Style Liner Black nº094 de Dior.

Si bien estos looks favorecen a las mujeres con los ojos simétricos o ligeramente separados gracias a un inicio precoz del trazo, ahora presentamos la propuesta perfecta para quienes deseen crear el efecto contrario.

Pantene apuesta por un look minimal y favorecedor

De la mano de Pantene, nos llega el secreto para conseguir unos ojos más grandes y separados. ¿Cómo imitarlo? La clave se basa en dibujar la línea entre el inicio y la mitad del párpado, de forma muy sutil, casi en degradé. Para ello, casi nos será más fácil conseguirlo con un Kohl que con un eyeliner líquido.

Esta vez el trazo no será tan ancho y lo terminaremos cuando lo haga el ojo. No buscamos una punta final, con lo que no es necesaria la tendencia ascendente. Finalmente, sólo nos queda la parte inferior del ojo. Ahí, la línea empezará siempre más tarde de lo que lo hizo la línea superior (aproximadamente por la mitad) y se juntará con la superior en el extremo del ojo.

Imágenes: Cordon Press.

Autor: Carola Mayol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *